Visita a la planta nuclear extremeña

El PP pide al Congreso de los diputados una moratoria del cierre de Almaraz

El Grupo Popular presenta una proposición no de ley e insta al Gobierno a presentar cifras sobre lo que supondrá para Extremadura la clausura de la planta

Diputados del PP nacionales y regionales en su visita a la Central Nuclear de Almaraz.

Diputados del PP nacionales y regionales en su visita a la Central Nuclear de Almaraz. / PP de Extremadura

Evitar el cierre de la Central Nuclear de Almaraz es un objetivo para el Partido Popular (PP). Por ello, el grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados ha presentado una proposición no de ley (PNL) solicitando al Gobierno central una moratoria del cierre de la planta extremeña. Además, exige al Ejecutivo de Pedro Sánchez un cálculo económico de lo que supondría para Extremadura la desaparición de la nuclear y su impacto en el sistema energético español.

De esta forma se ha expresado este lunes el coordinador de la ponencia y encargado de las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear, Guillermo Mariscal, en su visita a la central y ha recalcado que «la Central Nuclear de Almaraz no se puede ni se debe cerrar porque pone en riesgo no solo la economía local, no solo el desarrollo social de esta región y de esta comarca, sino, además, la estabilidad del sistema eléctrico español».

En la proposición no de ley también se reclaman cambios normativos para que los propietarios de las instalaciones puedan solicitar la prórroga de las centrales si las plantas cumplen las condiciones técnicas y de seguridad. Además, se insta a determinar medidas regulatorias adecuadas para facilitar la sostenibilidad económica de las instalaciones que se acojan a la moratoria.

Asimismo, en la petición popular se requieren informes a los organismos especializados de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC), del Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE) y del gestor de la red de transporte (REE) en los que se evalúen el impacto económico en el mercado eléctrico del cierre nuclear programado.

La central extremeña

En cuanto a la central extremeña, Mariscal ha resaltado que supone el 7% de la demanda eléctrica de la España peninsular: «Para ser más concreto, 4.000.000 de hogares españoles se suministran de energía eléctrica de Almaraz, esa es la dimensión, 4.000.000 de hogares que no emiten CO₂».

Por su parte, la diputada por Cáceres, Cristina Teniente, ha subrayado «la unidad absoluta del Partido Popular en contra del cierre porque el plan de cierres de centrales nucleares empieza aquí, en Extremadura. Tenemos que lanzar un SOS casi, porque no hay tiempo, no podemos permitirnos una decisión que es totalmente lesiva para Extremadura, que es letal para los municipios del entorno de la central, pero es que además va en contra de la estrategia europea en materia energética y que daña el sistema energético en España». En este sentido, la diputada extremeña ha afirmado no entender el porqué el Gobierno de Pedro Sánchez ha tomado una decisión unilateral que va en contra de todos los criterios del Consejo Internacional de Energía.

Por ello, ha remarcado que el PP hará todo lo que tenga que hacer para evitar el cierre y ha demandado que el PSOE haga lo mismo. «Señor secretario general del Partido Socialista, no hay alternativa en la zona, ni para Extremadura, ni para el sistema energético español».

Guillermo Mariscal ha estado acompañado en su visita a Almaraz por sus compañeros extremeños en el Congreso: Cristina Teniente, Carlos Floriano, Antonio Cavacasillas y Alfonso Macías. También han estado el presidente Provincial del Partido Popular, Laureano León; el alcalde de Navalmoral de la Mata, Enrique Hueso, y la portavoz del PP en la localidad, Joanna González.