Primera piedra de la gigafactoría

Almaraz y el AVE, las manifestaciones que aprovechan la visita de Pedro Sánchez a Navalmoral

"Está preparada para funcionar 20 años más", dice un trabajador de la central

"Es posible soterrar las vías aunque ya hayan comenzado las obras", indica Arnaldo Ramos, miembro de la Plataforma No al muro, sí al bulevar

Mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, María Guardiola, presidenta de la Junta, y el CEO de AESC, Knudt Flor, ponían la primera piedra de la gigafactoría de Navalmoral, en el exterior se ha desplegado un fuerte dispositivo de seguridad por dos manifestaciones que se desarrollan fuera del edificio: una, de los trabajadores de la Central Nuclear de Almaraz, y otra, de la Plataforma No al muro, sí al bulevar. Ambos aprovechan la presencia de Sánchez para asladarle sus reivindicaciones.

Desde la central nuclear se han desplazado unos 400 empleados, que exigen que se mantenga abierta. "Está preparada para funcionar 20 años más", ha dicho uno de los participantes en la concentración. Ha añadido, además, que los dos proyectos, la nuclear y la gigafactoría, "son compatibles" y ha expresado el temor que existe en la plantilla a quedarse en el paro. Actualmente, trabajan en Almaraz 800 personas de alta cualificación, con una media de unos 45 años.

Por su parte, la plataforma No al Muro reclama que se soterren las vías del tren por las que pasará el AVE hasta Madrid. "Es posible soterrar las vías aunque ya hayan comenzado las obras. Tenemos estudios técnicos que corroboran que es técnica y económicamente posible", ha indicado Arnaldo Ramos, miembro de este colectivo.

TEMAS