El macroproyecto de la comarca del Campo Arañuelo echa a andar

La gigafactoría empezará a fabricar en Navalmoral a finales del año 2026

La inversión inicial es de 1.000 millones de € y generará 2.700 empleos

El Campo Arañuelo suministrará las baterías de vehículos eléctricos de todo el mundo: «Vamos a crear el futuro», dice el CEO de la empresa

El presidente de AESC, Lei Zhang (derecha), conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta, María Guardiola.

El presidente de AESC, Lei Zhang (derecha), conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta, María Guardiola. / Carlos Gil

Fue en junio de 2022 cuando el entonces presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (PSOE), anunció la construcción de una gigafactoría de baterías de litio en Navalmoral de la Mata. Una esperanza para la comarca del Campo Arañuelo, que iba a situarla a la vanguardia de la industria verde, que este martes, dos años después, ha comenzado a materializarse con la puesta de la primera piedra en los terrenos sobre los que se ubicará la fábrica. Para los habitantes de esta tierra es un sueño que comienza a hacerse realidad. Al menos así lo manifestó su alcalde, Enrique Hueso (PP): «Este proyecto es una esperanza para los jóvenes de Navalmoral, para los que quieren desarrollar su carrera sin olvidar sus raíces», apuntó, en un perfecto inglés, pues aprovechó estas palabras para agradecer a la empresa AESC, que promueve la gigafactoría, su confianza en la localidad.

Hueso recalcó además que su municipio está preparado: «En los años 80 llegó la central nuclear, así que contamos con la logística para acoger una industria como esta, estamos preparados para ser un referente industrial y de innovación», añadió el alcalde.

No fue un acto sin más, sino que fue toda una puesta de largo, con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; del ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu; de la presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, acompañada por gran parte de su equipo de Gobierno, así como con el presidente y el CEO de la multinacional china, Lei Zhang y Knudt Flor. Se desarrollaron además dos mesas redondas en las que se abordó el impacto de la gigafactoría en la economía local y en el empleo.

«Extremadura va a convertirse en algo inimaginable apenas unos años atrás: en un referente internacional en la automoción»

Pedro Sánchez

— Presidente del Gobierno

De momento, la inversión inicial será de unos 1.000 millones de euros, de los que 300 proceden de las ayudas al PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del vehículo eléctrico y conectado (VEC). En la primera fase se crearán además 900 empleos directos cualificados, que se multiplicarán por tres, por lo que se espera que en la gigafactoría lleguen a trabajar 2.700 personas. Las obras se alargarán dos años, con el objetivo de comenzar a funcionar a finales del año 2026. «El impacto es brutal, va a ayudar a retener el talento que tenemos en Extremadura», apostilló el decano de la Escuela Politécnica de Cáceres, Jesús Torrecilla, que participó en una de las mesas redondas organizadas. Y puso como ejemplo a un alumno suyo con el que había coincidido a la entrada el acto: «Ha estado ocho años en el extranjero y ha vuelto para trabajar en este proyecto, tenemos el factor energía y el factor humano, nos faltaba el factor capital que es lo que ha venido a traer esta empresa», agregó el decano.

Baterías para 1 millón de coches

«Hoy es el inicio de un capítulo, hemos venido a crear el futuro», aseguró el CEO de la multinacional china, Knudt Flor, que quiso recordar a uno de los impulsores del proyecto, José Domínguez Abascal, recientemente fallecido. «Esta instalación será una parte esencial en la cadena de suministro para apoyar a la transición en el almacenamiento de energía eléctrica», agregó. Solo el año pasado fabricó baterías para más de un millón de automóviles de 60 países. Recalcó además el compromiso con Extremadura: «Estamos comprometidos con los trabajadores locales, queremos desarrollar una cadena de suministro total en la región», apuntó.

«Nuestra misión es que los jóvenes puedan empezar aquí su proyecto de vida. Tenemos talento y recursos»

María Guardiola

— Presidenta de la Junta de Extremadura

Las exigencias del proyecto requieren personal cualificado, por lo que AESC trabaja con la Junta de Extremadura para formar a los jóvenes con nuevos ciclos de Formación Profesional: «Nuestra misión es que los jóvenes puedan empezar aquí su proyecto de vida. Hemos puesto a disposición la FP Dual para seleccionar las plantillas», avanzó la presidenta, María Guardiola,. Además se incorporará la robótica en los centros de Infantil y Primaria para mostrar el trabajo del futuro desde las edades más tempranas. «La Junta ha estado y estará a la altura de lo que se demande._Extremadura tiene talento y recursos suficientes para competir con otras regiones de Europa».

Para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, encargado de cerrar el acto, «este proyecto es un ejemplo de compromiso con Extremadura, con el sector industrial de vanguardia, que antes parecía acotado a zonas muy concretas y a regiones como Extremadura se las relegaba a dotar de mano de obra». Esta primera piedra, avanzó, será «la generación de todo un ecosistema en torno a la cadena de valor del vehículo eléctrico, Extremadura va a convertirse en algo inimaginable apenas unos años atrás: en un referente internacional en la automoción del futuro».

Inversión extranjera

Para Sánchez, la iniciativa de la gigafactoría evidencia la apuesta del Gobierno por atraer inversión extranjera y por sectores que garanticen «empleo estable, digno y de calidad», así como la confianza que inspira España, «liderando el crecimiento entre las grandes economías europeas en un contexto geopolítico difícil y creando cuatro de cada diez nuevos empleos en la Unión Europea».

«Esta instalación será una parte esencial en la cadena de suministro para apoyar a el almacenamiento de energía eléctrica»

Knudt Flor

— CEO de AESC

El presidente del Gobierno destacó que el proyecto es un buen ejemplo de la «mejor política, que genera empleos de calidad, transforma un territorio y le brinda un futuro lleno de oportunidades, gracias a la apuesta por la transición ecológica y la unión y acuerdo entre todas las administraciones públicas, junto a la colaboración publico-privada».

El jefe del Ejecutivo incidió asimismo en que España «es una gran potencia en el sector del automóvil», al ser el segundo mayor productor de Europa y el octavo exportador mundial. El país cuenta con 17 fábricas de automoción en 10 comunidades autónomas, 15 centros tecnológicos y 10 clústeres de automoción. De hecho, sólo en 2023, el sector español de la automoción superó los 44.000 millones de euros en exportaciones. Con este nuevo proyecto, apuntó, se dará un mayor impulso a estas cifras, «al confirmar la apuesta por la movilidad sostenible como una extraordinaria oportunidad de desarrollo». 

Guillermo Fernández Vara (centro), ayer durante el acto.

Guillermo Fernández Vara (centro), ayer durante el acto. / Carlos Gil

Sánchez: «Es de justicia nombrar a Vara, el que más luchó por el proyecto»

«Este proyecto es el mejor ejemplo de la buena política, que crea industria y empleos de calidad que transforman un territorio. Es de justicia comenzar mencionando a quien luchó por este proyecto, Guillermo Fernández Vara». Así comenzó ayer su intervención el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para agradecer el trabajo del expresidente de la Junta de Extremadura para que esta gigafactoría de baterías de litio se instalase en Extremadura. Su empeño, agregó Sánchez, «ha sido decisivo para materializar lo que es una gran victoria colectiva para Extremadura, contra el declive industrial y la deslocalicalización». La gigafactoría, incidió, «va a impulsar a la comarca y va a posicionar a la región como referente en una tecnología de vanguardia».

También se refirió a Vara, presente en el acto, la presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, quien agradeció «su vocación de servicio y años de dedicación a esta tierra».

Guillermo Fernández Vara, alejado ya de la política regional, no quiso perderse el evento y accedió al recinto junto al presidente del Gobierno. Al fin y al cabo, parte de este proyecto también es suyo.