Crisis política

Ignacio Higuero, consejero de Vox en Extremadura: "Estoy a lo que me remita mi presidente y a lo que me digan desde Madrid"

El político extremeño subraya que acatará "con total lealtad" lo que diga el presidente de su partido, Santiago Abascal, aunque reconoce que le apenaría dejar de ser consejero

El consejero Ignacio Higuero, en una imagen de archivo.

El consejero Ignacio Higuero, en una imagen de archivo. / EL PERIÓDICO

El acogimiento de los menores migrantes no acompañados (menas) por las comunidades autónomas ha desatado la crisis política. Santiago Abascal, presidente de Vox, lleva semanas amenazando con la ruptura de los pactos autonómicos si las regiones aceptan albergar a estos menores y adolescentes; y la fractura se ha materializado. Ayer, después de la reunión de la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia, celebrada en Santa Cruz de Tenerife, Vox anunció por la noche la ruptura de los gobiernos en Extremadura, Murcia, Valencia, Aragón y Castilla y León.

Ante esta situación, la presidenta de la Junta de ExtremaduraMaría Guardiola, se ha mostrado este jueves "muy tranquila" ante la posibilidad de que Vox pueda romper el pacto de gobernabilidad que mantiene con el PP en la región, respecto del que ha asegurado que están "cumpliendo escrupulosamente".

Sin embargo, el consejero de Gestión Forestal y Desarrollo Rural, Ignacio Higuero, el único que Vox tiene en la Junta de Extremadura, ha subrayado que acatará "con total lealtad" lo que diga el presidente de su partido, Santiago Abascal, con respecto a la continuidad o no de los pactos con el PP en los gobiernos de cinco comunidades autónomas. Higuero ha insistido que habrá que esperar a lo que decida el Comité Nacional Ejecutivo de su partido, en la reunión de esta tarde. "Estoy a lo que me remita mi presidente y a lo que me digan desde Madrid", ha manifestado y recogido Efe.

No obstante, el consejero ha recalcado que seguirá trabajando "por y para todos los extremeños hasta que me digan que no puedo estar en mi puesto", aunque reconoce que le apenaría dejar de ser consejero.