Prueba deportiva

Mérida se tira al barro con la Farinato Race

Más de 500 corredores, casi la mitad de fuera de Extremadura, han participado este sábado en una nueva edición de la carrera

Muros, alambradas, cuerdas, tubos e incluso fuego han sido algunos de los obstáculos que han tenido que superar los aspirantes

Participantes en uno de los obstáculos de la carrera.

Participantes en uno de los obstáculos de la carrera. / AYUNTAMIENTO DE MÉRIDA

Más de 500 corredores han participado este sábado en Mérida en la Farinato Race, la mítica carrera de barro y obstáculos que cumple ya diez ediciones en la capital autonómica. La prueba se ha celebrado en el entorno del Acueducto de los Milagros y la Isla del Guadiana, donde los aspirantes han tenido que trepar muros, saltar alambradas, recorrer tubos e incluso saltar sobre el fuego. "Se trata de una prueba apasionante", ha afirmado el delegado de Deportes, Toni Marín.

En Mérida, los ganadores han sido Lucía Cardo Durán (27:40) y Adrián Gutiérrez Pedrero (32:41); mientras que, por equipos, han ganado Los Depredadores, seguido de Los Linces, segundos, y los Sexyteros, terceros.

La principal novedad de este año es el cambio de ubicación, "buscando la fotografía del Acueducto de los Milagros para deleitar al participante y al de fuera", según ha explicado el director de la carrera, Rubén Morán. Así, la salida y la meta estarán en la parte norte del momento, si bien el recorrido que atraviesan los corredores llega hasta la zona de los patos en la isla. Las pruebas más duras, la denominada "zona de castigo", se ha instalado junto al acueducto de San Lázaro.

19 obstáculos

La carrera ha arrancado a las 16.30 horas con la categoría infantil, los 'Farinatitos', con edades comprendidas entre cuatro y 12 años. A esta le ha seguido la categoría Family, Iniciación y Joven (con un recorrido de tres kilómetros) y por último, a las 19.00 horas, ha comenzado la categoría Élite, que es puntuable. Se trata de una carrera de 19 obstáculos que la convierten "en un magnífico evento deportivo muy entretenido y novedoso", afirma Toni Marín.

Los obstáculos a los que se han enfrentado los participantes son muros naturales, alambradas, muros inclinados, equilibrio de suelo, subida de cuerda con paso por encima, volteo de rueda, puss and puss, monkey bars, subida de cuerda, gallinero, carga y brida, red suelo, balancín, peg board, tubos, alambrada eléctrica, anillas, pirámide y fuego.

El director de la carrera, Rubén Morán, ha explicado que la prueba absoluta se realiza en un recorrido de siete kilómetros con los 19 obstáculos citados. El objetivo es "el disfrute de la ciudadanía" y los datos así lo corroboran: el 39% de los más de 500 corredores son de fuera de Extremadura. Morán ha destacado además del 40% de participación es femenina.