Investigación

Ayuso tacha de "estalinista" la detención de Nacho Cano y se abona a la tesis de la "persecución política"

El ministro del Interior responde que "la Policía Nacional no persigue personas, investiga hechos"

Ayuso sobre la detención de Nacho Cano: "La destrucción personal con fines políticos es simplemente estalinismo"

Sara Fernández / PI STUDIO

M. Mariño, A. H. de Sá, V. Rodríguez

La detención del productor teatral Nacho Cano este martes por la presunta contratación de inmigrantes en situación irregular para su musicla 'Malinche' ha derivado en una bronca política. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso se ha sumado este miércoles a la tesis del artista y ha atribuido el arresto a una "persecución política", a la vez que ha calificado de "estalinista" la actuación policial.

"Se ejecutó el atropello en uno de los artistas que más ha hecho por la música en español", ha alegado. "La libertad no puede verse amenazada por las decisiones de ningún gobierno, buscar el descrédito de un artista como forma de censura y el ataque al adversario político a través de las herramientas del Estado, solo es propio de los países que lo han perdido todo, empezando por lo más importante que tiene la persona que es la libertad", ha añadido Ayuso en el acto de presentación del Festival de la Hispanidad en la Real Casa de Correos

A juicio de la presidenta madrileña, "la presunta detención de Nacho Cano y la posterior campaña de desprestigio que pretende hacer con él es inaceptable. Su inmenso trabajo, como el de tantos directores, artistas y creadores no puede verse embarrado porque la política así lo decida". "La destrucción personal con fines políticos es simplemente estalinismo. Y no podemos callar y no nos callaremos", ha advertido.

Tras su detención, este martes Cano denunció en una comparecencia pública que "el criminal no soy yo, es la Policía, es a los que hay que investigar (...). Si me encuentran muerto en la cuneta ya sabéis quién ha sido". El artista se consideró víctima de una "maniobra orquestada" por su relación cercana con Ayuso.

Esas palabras tuvieron este miércoles una respuesta del ministro del Interior. Fernando Grande-Marlasla replicó que la Policía "no persigue personas", sino que "investiga, instruye y pone a disposición judicial". "Evidentemente, son personas, pero son hechos. Lo que se investigan son los hechos. No se investigan personas por ninguna circunstancia personal, razonablemente", subrayó.

Durante una rueda de prensa con motivo de su visita a Ceuta, Marlaska mostró su "más absoluta crítica y oposición a manifestaciones de este tipo" porque suponen "poner en tela de juicio a una institución de 74.000 hombres y mujeres, que lo único que hace es trabajar conforme al ordenamiento jurídico y garantizar la libertad y seguridad de todos nosotros. Y, evidentemente, luchar contra cualquier hecho o conducta que sea ilegal".

También desde el Gobierno, el ministro de Transportes, Óscar Puente, criticó "el silencio de algunos que se han fotografiado" y "han homenajeado" al músico y promotor teatral Nacho Cano, ante "la ofensa a la Policía" que supusieron sus declaraciones, lo que considera "absolutamente intolerable". Puente ha afirmado que las declaraciones de Cano se explican por sí solas, puesto que "la Policía actúa en virtud de denuncias que se han presentado contra él", y ha añadido: "No sé en qué mundo ya viven algunos".

Desde el PSOE  denunciaron "las furibundas críticas de la derecha al trabajo de la Policía Nacional" y tacharon de "intolerables las faltas de respeto hacia el trabajo" de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, "más aún, de quien dice defenderles y les reivindican siempre, salvo cuando ponen freno a los desmanes que presuntamente cometen o que pretenden cometer". "España no se merece a una derecha ultra y a una ultraderecha que se ve por encima de la ley", afirmaron desde Ferraz.

Este miércoles, Renfe ha rescindido el acuerdo que mantenía con el musical 'Malinche'. La empresa pública dependiente del departamento de Puente explica en una nota que comparte la preocupación social por estos sucesos que podrían constituir "una presunta vulneración de los derechos de los trabajadores", y considera a la Policía Nacional y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como uno de los "pilares fundamentales" del Estado de Derecho.

A las tesis de Ayuso y Cano se ha sumado también el presidente de Vox. Santiago Abascal ha asegurado este miércoles que Nacho Cano está "perseguido por el Gobierno con métodos totalitarios" por "disentir". En un mensaje publicado en su cuenta de la red social X, ha responsabilizado a "la mafia socialista" de la detención de Cano y el suceso le parece "una película sobre una dictadura comunista" pero, a su juicio, "es la realidad que están imponiendo" el presidente, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

"Todas las libertades están en peligro", ha advertido Abascal. Y ha aprovechado para arremeter contra el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, censurando que "con esta mafia golpista", en alusión al Ejecutivo y al PSOE, "se ha repartido los jueces", en referencia al pacto para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Por su parte, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea regional, Manuela Bergerot, ha dicho que "sorprende poco que uno de los mayores admiradores de la señora Ayuso tenga problemitas con la ley", y que "todo lo que (ella) toca tiene problemas". "Su novio, su mejor amiga y número tres del Partido Popular, la señora Ana Millán, y ahora su promotor musical favorito", ha repasado Bergerot refiriéndose a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

En declaraciones a los periodistas antes de una visita a la entidad Sedra-Federación de Planificación Familiar, Bergerot ha dicho: "Lo que sabemos es que la señora Ayuso ha promocionado activamente un musical que tiene a becarios en fraude de ley, esto es tener a trabajadores sin pagarles lo que se les debe, que viene a ser como el negocio favorito del Partido Popular". Y ha añadido que "hay una simbiosis perfecta entre Ayuso y Nacho Cano; que mientras ella recibe elogios él recibe 40.000 euros del Gobierno de la Comunidad de Madrid a los pocos días".

Nacho Cano fue detenido en la tarde del martes por un presunto delito relacionado con la contratación de inmigrantes que se encuentran en España de forma irregular para su espectáculo 'Malinche'. En las primeras declaraciones ofrecidas por el artista, tildó el suceso de "persecución política". En la misma operación policial también fue detenida una mujer supuestamente relacionada con los hechos presuntamente delictivos y con el productor teatral.

Las detenciones se produjeron a raíz de varias denuncias interpuestas por los trabajadores del espectáculo musical ante la Policía Nacional por presuntas irregularidades en las contrataciones. En ellas señalan a Cano como autor de delitos contra los derechos de los trabajadores y de favorecimiento de la inmigración irregular.

"Se están sacando las cosas de contexto para ir a por mí por la única razón es que apoyo a Ayuso: como ya han ido a por su novio, a por su hermano o a por su padre, el que les queda soy yo", explicó Cano en una rueda de prensa en el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo en Madrid. El músico narró que salió de la comisaría tras diez minutos. "Me han tomado la huella y ya está", contó. "En una democracia de verdad, el juez decidirá si soy criminal o no, no la policía, que viene dirigida", apuntó, para también afirmar que la Policía "va" a por él.