Investigación de la Audiencia Nacional

La empresa de la 'trama Koldo' intentó vender 700.000 mascarillas a la Junta de Extremadura

Envió una factura por importe de 1,7 millones de euros al anterior Ejecutivo regional de Guillermo Fernández Vara, que no aceptó la oferta

"Nosotros solo compramos a las que no pedían anticipo y sus productos estaban certificados", sostiene el exconsejero de Sanidad, José María Vergeles

Carmen Hidalgo Sancho

La empresa Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas SL, epicentro de la investigación sobre el caso Koldo, por el presunto cobro de comisiones irregulares a través de la concesión de contratos de suministro de mascarillas en el peor momento de la pandemia de coronavirus, habría intentado vender 700.000 cubrebocas a la Junta de Extremadura por 1,7 millones de euros, pero esta compraventa no llegó a materializarse.

Según la información a la que ha tenido acceso el diario ABC, el 28 de abril de 2020, Iñigo Rotaetxe, uno de los titulares de la mercantil, envió un correo electrónico a un funcionario del anterior Gobierno regional socialista de Guillermo Fernández Vara en el que adjuntaba un archivo con la calidad de las mascarillas que ofrecían, asegurando que la norma china era "igual o superior a la europea". En concreto, pone a disposición mascarillas KN95FFP2 y N95.

El 30 de abril del 2020, Rotaetxe envía a la Junta una factura proforma para la venta de 700.000 unidades de mascarillas KN95, en la que garantizaba un plazo de entrega de 15 días. Del total, 1.750.000 euros, la mitad debía pagarse por anticipado como formalización del contrato y la otra mitad tenía que abonarse una vez recibido el material. La oferta solo era válida "durante 24 horas" y caducó, aunque "no consta ningún correo de respuesta a Rotaetxe para constatar el rechazo a su producto", indica ABC.

"Hubo muchas empresas en esa época que se ofrecieron. Nosotros solo compramos a las que no pedían anticipo y sus productos estaban certificados. Y esta empresa no cumplía ningún requisito, así que nada se les compró", ha indicado a este diario el exconsejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles.

En este sentido, fuentes del PSOE regional han señalado que "es cierto que se produjeron contactos por parte de las empresas con la Junta de Extremadura, pero como hicieron otras muchas empresas en el contexto de la pandemia". "La Junta de Extremadura siempre siguió las indicaciones del Consejo Interterritorial de Salud y, en ningún caso, la Administración regional contrató material con empresas que reclamaban un pago por adelantado", señalan.

El Juzgado Central de Instrucción Número 2 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es el juez Ismael Moreno Chamarro, es el órgano jurisdiccional que está encargado de instruir las presuntas comisiones en la adjudicación de mascarillas cobradas por Koldo García, exasesor personal del exministro de Transportes José Luis Ábalos. El magistrado acordó la puesta en libertad provisional, prohibición de salir de España y retirada del pasaporte para García y para el presidente del Zamora FC, Víctor Aldama.

En concreto, a los detenidos se les achaca los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho y delito de tráfico de influencias y contra la Hacienda Pública. Durante el operativo llevado a cabo por la Guardia Civil se arrestaron a una veintena de personas, al tiempo que se practicaron 26 registros y requerimientos. Además, la operación se produjo en diversas provincias de España, como Alicante, donde fue detenido García.