+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL GOBIERNO EXTREMEÑO ENCUENTRA UN NICHO DE EMPLEO A MEDIO Y LARGO PLAZO EN EL SECTOR FOTOVOLTAICO

Inversión extremeña y alemana para abrir una fotovoltaica que creará 1.700 empleos

Ubicada entre Calzadilla y Bienvenida, tiene 450 millones de inversión, 400 MW de potencia y estará lista en 2015. Monago ensalza el "liderazgo" internacional de la región en el sector, con tres proyectos sellados en mes y medio

 

Ramón Sanguino, Monago y Oliver Günther, ayer durante la firma del acuerdo. - Foto: JORGE ARMESTAR

P. CABECERA
15/05/2012

La energía fotovoltaica se está convirtiendo en el nicho de empleo a medio y largo plazo más importante que ha encontrado el Gobierno extremeño, que en el último mes y medio ha firmado tres protocolos de asesoramientos para tres de los proyectos más importantes a nivel mundial. El último, ayer mismo, con la empresa extremeña Valsolar y la alemana SAG Solarstrom para la puesta en marcha de Calzadilla , una planta fotovoltaica en 972 hectáreas de los términos municipales de Bienvenida y Calzadilla de los Barros, con capacidad para 400 megavatios, una inversión de 450 millones de euros y la creación de 1.720 puestos de trabajo, 120 de ellos indefinidos durante los 30 años de vida útil de la instalación. El inicio de la construcción está previsto para finales del 2013 o principios del 2014, su puesta en funcionamiento sería en el año 2015 y desde ese momento permitirá abastecer a más de 160.000 hogares, según los datos aportados ayer por el presidente de la Junta, José Antonio Monago, y responsables de las empresas firmantes.

El proyecto se ha reconvertido, ya que había previsto en la misma zona dos plantas de 50 megavatios cada una, pero con la supresión de las ayudas a este tipo de energía, inversores anteriores lo dejaron y Valsolar, ahora con Solarstrom, lo ha proyectado como un complejo formado por cuatro plantas interconectadas por una misma línea que evacuará la energía eléctrica producida en la cercana subestación de Red Eléctrica Española en Bienvenida. Y es que "esta economía de escala nos permite hacer el proyecto rentable en momentos como este", indicó ayer el responsable de Valsolar, Ramón Sanguino.

Monago destacó precisamente el liderazgo nacional e internacional de Extremadura en el sector de las energías renovables sin primas, y que esta planta, junto a las ya anunciadas en Talaván y Usagre "supondrá un enorme empuje" para el empleo y la economía en la región, ya que solo en la construcción de las instalaciones se generarán 6.000 puestos de trabajo. Además, a su juicio, el proyecto "contribuirá a conseguir la reactivación económica del tejido empresarial y la dinamización de los municipios extremeños", y que permitirá "demostrar que la recuperación es posible, si uno apuesta por ello".

A este respecto, el miembro del consejo de dirección de la empresa alemana SAG Solarstrom, Oliver Günther, resaltó la importancia de esta nueva planta, que va a hacer de Extremadura "un referente no sólo a nivel nacional sino europeo".

Valsolar es una empresa con capital 100% extremeño, creada en el 2006 con el fin de promover la realización de instalaciones de generación de energías renovables. Hasta hoy, ha construido más de 20 megavatios fotovoltaicos en Badajoz.

Por su parte, SAG Solarstrom es una de las cinco empresas líderes en el sector fotovoltaico en Alemania, que opera en España a través de la empresa española Tau Solar, y que desde el 2005 ha instalado más de 50 megavatios.

 

TALAVAN Y USAGRE Hay que recordar que la pasada semana, el propio Monago firmó otro protocolo de asesoramiento con la empresa extremeña Ecoenergías del Guadiana para poner en marcha el proyecto Nuñez de Balboa para instalar una gran planta solar fotovoltaica en la localidad pacense de Usagre, con una potencia de 500 megavatios, lo que la convertiría en la mayor del mundo dentro de su tipo. La iniciativa empresarial, con una inversión de unos 700 millones de euros, prevé crear 2.100 puestos de trabajo directos, de los que unos 2.000 corresponderían a la fase de construcción, y más de 100 a la fase de operación y mantenimiento.

Además, en marzo, Gobierno extremeño y el grupo empresarial Gehrlicher Solar España también pusieron las bases para la construcción y puesta en funcionamiento de una planta fotovoltaica en Talaván (Cáceres), cuyas previsiones apuntan a la generación de más 2.000 empleos en su construcción y un centenar fijos cuando está abierta, 250 millones de inversión, una potencia de 250 megavatios y un ahorro de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera de 356.000 toneladas. Será la primera central fotovoltaica de España que comercializará energía sin la necesidad de primas, para lo que ya ha obtenido el punto de acceso de Red Eléctrica Española. La previsión es que en seis meses tenga todos los trámites administrativos y pueda empezar la contracción de la planta, que durará entre un año y medio y dos años, por lo que no estará operativa al menos hasta el año 2014.