+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PLAN DE CONTINGENCIA POR EL COVID-19

Aqualia cierra todas sus oficinas de atención al público

 

16/03/2020

Ante la situación generada por el virus covid-19, la compañía que gestiona el servicio municipal de Aguas, Aqualia, ha activado un plan de contingencia para minimizar el impacto de la crisis, cerrando sus oficinas de atención al público. El plan está sometido a una actualización permanente por el comité de seguimiento, para garantizar un servicio de calidad. Todas las medidas se toman en coordinación con las administraciones, como el cierre de oficinas de atención al público, priorizando la atención telefónica y la app ‘aqualia contact’, o la oficina virtual de su web, y urgencias que requieran atención presencial, se atenderán mediante cita previa.

Se mantiene la garantía de calidad del agua del grifo, ya que los tratamientos de desinfección habituales son totalmente eficaces para la eliminación del virus. Y así lo reconoce el reciente informe de la OMS, que incluye las principales orientaciones sobre el agua y el saneamiento respecto de los virus, y también sobre el coronavirus. Así, el agua desinfectada elimina el virus, por lo que los tratamientos de potabilización son eficaces para la eliminación del coronavirus.

El plan de Aqualia cancela las actividades formativas presenciales en grupo y reuniones de más de cuatro personas. Tampoco se realizarán visitas colectivas a sus centros. Los viajes de los empleados se suspenden, salvo los imprescindibles. Reduce la presencia de trabajadores cuando sea posible, prioriza el teletrabajo y dispone los medios para ello.

Refuerza las medidas individuales de higiene, la información actualizada a los trabajadores, el uso de elementos de protección, limpieza frecuente de los vehículos e instalaciones; otras extraordinarias para acceder a las oficinas de atención al público, con limitación del aforo, separación física entre puestos de espera y atención y uso de geles o soluciones hidroalcohólicas.