+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

MINICONCIERTOS TRAS LOS APLAUSOS

Música de Pedro Martínez desde el balcón

 

Música de Pedro Martínez desde el balcón -

02/04/2020

El músico Pedro Martínez Aguilera, pacense de 46 años, ofrece cada noche, tras los aplausos desde los balcones en homenaje a los sanitarios y demás profesionales que realizan tareas esenciales, un miniconcierto de violín desde la terraza de su piso, en la plaza de Santa Marta, conocida popularmente como Del Pirulo.

Pedro Martínez, formado en el conservatorio de Badajoz, ha suscitado ya no solo el interés y el reconocimiento de sus vecinos, con quienes comparte su música en los balcones de los edificios de esa zona del barrio de Santa Marina, sino que graba sus miniconciertos en vídeos que luego sube a las redes sociales para compartirlo con el resto de la ciudadanía.

«Comencé el día 16 de marzo, después de los aplausos que damos cada día a los sanitarios. Pensé que yo podría ofrecer lo que sé hacer y hago habitualmente, tocar el violín, así como elegí dos temas y los interpreté desde la terraza de casa», cuenta el músico pacense.

Desde entonces, Pedro Martínez elige dos temas para interpretar cada día, los ensaya durante la jornada y tras los aplausos de las ocho de la tarde, coge su violín eléctrico, monta su amplificador y añade una base de fondo y comienza su miniconcierto, que graba para compartirlo con el resto de ciudadanos a través de las redes sociales.

Martínez, violinista, músico profesional, ha tocado con orquestas de música clásica, en formaciones de música barroca, con varios pianistas y con el grupo Black Bird -Pájaro Negro-.

Él mismo cuenta cómo cada día dedica tiempo para buscar y seleccionar los dos temas que interpretará por la noche, para prepararlos con esmero, «son temas de todo tipo, música clásica, pop, tango, Beatles, de todo menos reguetón. Los vecinos me dicen que están encantados, aplauden y me piden que no falte cada día, porque en esos quince minutos nos olvidamos un poco del tema», cuenta. Y añade: «No pienso parar hasta que acabe la cuarentena. Aún no he repetido tema; si se alarga y tuviera que repetir, lo haré, pero seguiré tocando».