Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CREAN LA SOCIEDAD GESTORA DE INDUSTRIAS AGROALIMENTARIAS SL, PARTICIPADA EN UN 51% POR ACOPAEX Y UN 49% POR AVANTE.

Acopaex, Tomates del Guadiana y Avante inyectan 6 millones para gestionar Carcesa

La inversión es para comprar materia prima y reactivar la industria, con opción de poder adquirirla en tres meses.La idea de los

P. CABECERAP. CABECERA
20/05/2011

 

Sociedad Gestora de Industrias Agroalimentarias SL. Esa es la empresa que rubricaron ayer Acopaex, Tomates del Guadiana y Avante Extremadura (de capital público) para hacerse con la gestión de la industria Carcesa hasta que termine el concurso de acreedores al que está sometida y hacerse definitivamente con la compra de la cárnica en aproximadamente tres meses, una vez que los administradores judiciales (la conservera sigue en concurso de acreedores) tengan definida la masa de activos y pasivos. Se trata de un arrendamiento de la gestión con opción de compra. Para ello, de momento inyecta entre cuatro y seis millones de euros para reactivar la producción en las factorías de Carcesa en Mérida, Don Benito y Montijo. La nueva sociedad está participada en un 51% por Acopaex (al 50% entre Acopaex y Tomates del Guadiana) y en un 49% por Avante, que dejaría la sociedad una vez comprada y esa inversión pública se revertiría en otro proyecto. La intención de los nuevos gestores es mantener la mayoría de puestos de trabajo actuales, pero eso es algo que aún desconocen porque todo está en manos de los administradores judiciales. Lo cierto es que los 300 empleados de Carcesa consideran esta operación como "una buena noticia".

El anuncio lo hicieron ayer el presidente de Acopaex, Domingo Fernández; y el consejero delegado de Avante Extremadura, Agustín Plaza, que insistieron en que la prioridad ahora es "trabajar para que no se pierda el potencial de Carcesa y mejorarlo en la medida de lo posible para que la sociedad siga funcionando", y esos millones iniciales son sobre todo "para la compra de materias primas", ya que esa falta de productos para transformar ha hecho que las empresas estén apenas al 25% de su producción.

El objetivo de este acuerdo es evitar la liquidación de la empresa y la pérdida del empleo, ya que la marca se estaba hundiendo en el mercado, señaló Fernández. En este sentido, en breve entrarán en conversaciones con los sindicatos para gestionar la continuidad de los puestos de trabajo, porque "los trabajadores no se merecen lo que ha pasado", indicó.

Carcesa participará en la próxima campaña del tomate, para la que ya había comprado entre 18 y 20 millones de kilos, aunque en menor medida que otros años, ya que tiene capacidad para transformar entre 80 y 100 millones de kilos. Si esta operación se hubiera hecho dos meses antes esa producción sería mayor, dijo el presidente de Acopaex. En todo caso, apuntó que la operación al día de hoy "tiene sus riesgos", pero espera que a la larga "sea un buen negocio".

Precisamente uno de los motivos que les ha llevado a dar este paso ha sido la posibilidad de afrontar la segunda transformación del tomate y poder pasar así de 200 a 300 millones de kilos de producción, y entrar en el sector cárnico.

VALORACIONES POSITIVAS Las reacciones a esta operación no se han hecho esperar. La más importante, la de los trabajadores, que ven como "una buena noticia" este acuerdo, que esperan traiga liquidez para garantizar la producción, según explicó Rosario Riñones, presidenta del comité de empresa de Carcesa en Mérida, pero pide "prudencia" dado que el concurso de acreedores sigue vigente.

Asimismo, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en declaraciones a la Ser, señaló ayer que había que buscar una rápida solución para no hacer inviable la empresa y que el pasado domingo autorizó el acuerdo. "Son muchas las familias afectadas y una industria importante para Extremadura", dijo, y pide a todas las partes hacer "el máximo esfuerzo" para conseguir que la empresa vuelva a tener el puesto en el mercado que siempre ha tenido.

Por su parte, CCOO confía en que el acuerdo alcanzado sirva para garantizar la continuidad de la actividad de la empresa y de los puestos de trabajo de las cerca de 300 personas que componen su plantilla.

Carcesa, fabricante de marcas como Apis y Fruco, fue la primera empresa de Nueva Rumasa en lanzar pagarés corporativos en febrero del 2009 y se encuentra en concurso de acreedores desde finales de marzo, con un pasivo de más de 100 millones. Con Acopaex mantiene una deuda de 400.000 euros, pero eso no ha influido en la operación, según Fernández.

Las noticias más...