+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DEBIDO AL CAOS POR LA FALTA DE PERSONAL

El ayuntamiento tiene casi 5 millones pendientes de cobro de las plusvalías

La concejal de Hacienda asegura que el servicio municipal no ha estado parado y que ninguna cantidad va a prescribir. El OAR percibirá el 1,6% de lo que recaude de los ejercicios 2012, 2013 y 2014. Del 2015 se encargará el consistorio

 

La concejal de Hacienda, Maripaz Luján, ayer. - Foto:OTO

Casi 5 millones de euros es lo que tiene pendiente de cobro debido a la falta de personal el Ayuntamiento de Badajoz del impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, comunmente conocido como plusvalía, según los datos que ofreció ayer la concejal de Hacienda, Maripaz Luján, tras comparecer ante la Comisión Informativa de Economía, Hacienda y Patrimonio.

La comisión celebró dos reuniones: la primera extraordinaria a petición del PSOE para dar cuenta de la situación de los expedientes de este impuesto y la segunda, ordinaria, en la que se acordó el protocolo --que se aprobará en el pleno del viernes-- para delegar en el Organismo Autónomo de Recaudación (OAR) de la Diputación de Badajoz la gestión y recaudación en vía voluntaria de las plusvalías correspondientes a los años 2012, 2013 y 2014, cuya cantidad estimada alcanza 3,8 millones de euros. EL OAR se quedará con el 1,6% de lo que recaude.

Según aseguró la concejal, ninguna cuantía ha prescrito, aunque hay expedientes (dos) que datan del 2009. Del 2010 hay 3; otros 9 del 2011; más 113 del 2012, otros 396 del 2013 y 1.078 del 2014. Del 2015, que podría suponer otro millón de euros, se encargará con sus propios medios el ayuntamiento. Según aseguró la concejala, el servicio de plusvalías no ha estado parado "en ningún momento". De hecho, en el 2014 hubo 3.028 liquidaciones y 1.957 en el 2015.

Luján explicó las circunstancias que han llevado a "el exceso de trabajo pendiente" en los servicios fiscales en el área de la plusvalía, que estaba dimensionada a las necesidades. La concejala apuntó que desde el 2011, por las limitaciones presupuestarias, no existe oferta pública de empleo salvo policías y bomberos. Pero el jefe de servicio se jubiló y entró un suplente en comisión de servicio, por un periodo limitado de 2 años y al terminar se inició el procedimiento para la provisión de este puesto de trabajo. Si en circunstancias "normales" este proceso podría haber durado 2 meses, se alargó 9 debido a que se impugnaron las bases de la convocatoria. De la misma manera, en el resto de la cadena de mando se produjeron jubilaciones que no han sido cubiertas. Quien ejercía como auxiliar administrativo realizaba trabajos de superior categoría, pero no podía suplir la tarea de dos trabajadores que como mínimo requería el servicio.

Fue el grupo socialista el que denunció la situación. Pero, según Luján, la solución al problema se empezó a buscar en julio pasado. "El PSOE no ha destapado absolutamente nada porque nosotros estábamos trabajando desde el año pasado en buscar las mejores soluciones", argumentó y añadió que entre las opciones que se barajaron fue impartir formación a los propios trabajadores municipales, pero no cuajó, así como realizar una extensión del contrato con la empresa de recaudación. "Un convenio --recalcó-- no se articula en un día ni en un mes, ni tampoco una estadística, como la que se ha pasado al OAR".