+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Banda y orquesta

 

La tarde del jueves coincidían en Badajoz dos magníficos conciertos. En el teatro López de Ayala la Banda Municipal de Música ofrecía una actuación dedicada a la Mujer y una hora después la Orquesta de Extremadura comenzaba su concierto sinfónico nº 8 en el Palacio de Congresos de Badajoz , que se llevaría a cabo al día siguiente en el de Cáceres. En efecto, la Banda Municipal presentaba un excelente programa bajo la batuta de dos prestigiosas directoras: Natalia Montañés, en la primera parte, y Mercedes Padilla, en la segunda. Natalia Montañés dirigió una Obertura Festiva de López Carreño, la Sinfonía nº 2 de John Barnes, la Orgía de las Danzas Fantásticas de J. Turina, en versión de Sanz Espert y la obra Vasa, de J. Suñer. Mercedes Padilla inició su intervención con un pasodoble de Rafael Talens, seguido de la obra Música de Madrid, compuesta por ella misma con el organista llerenense Miguel del Barco Gallego, que presenciaba el concierto, del que fue interpretada a continuación la Jota de Guadalupe de sus Cuatro Danzas Extremeñas, concluyendo con el Final de la Sinfonía nº 9, Del Nuevo Mundo, de Dvorak, agregando al término del concierto, de la misma serie, El Candil. Ambas directoras acreditaron su extenso y magnífico historial al frente de diversas agrupaciones sinfónicas junto a la excelente respuesta de la Banda Municipal. La concejala de Cultura, Paloma Morcillo y el director titular de la banda, maestro Soler, les entregaron sendas placas con la Puerta de Palmas .

La Orquesta de Extremadura, dirigida en esta ocasión por el maestro y excelente violinista venezolano Domingo Hindoyan, contaba con la participación de la soprano pacense Carmen Solís, que cantó el aria de Mozart Me olvido de ti? No temas, amado!, mostrando una vez más su prodigiosa voz. A continuación el joven pianista sevillano Juan Pérez Floristán interpretó magistralmente, con la formidable aportación de la orquesta, el Concierto para piano nº 21 de Mozart y el Cuarteto para Piano nº 1 de Brahms-Schömberg. En la tarde de ayer viernes tendría lugar en el salón de plenos de diputación el último concierto del ciclo Juan Vázquez, al que nos referiremos en la próxima reseña.