Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INAUGURACION DEL AULA DE CINE DE CAJA EXTREMADURA.

Benito Zambrano adaptará para el cine ´La voz dormida´ de Dulce Chacón

El director de ´Solas´ conoció en vida a la escritora segedana.Aunque será lo último que decida, señala que prefiere actores desconocidos.

A. M. ROMASANTAA. M. ROMASANTA
19/10/2007

 

El director de cine Benito Zambrano (Lebrija, 1964), que se ganó el reconocimiento del público y la crítica con su ópera prima Solas , está preparando la adaptación de la novela La voz dormida de la escritora extremeña Dulce Chacón, que espera poder rodar el próximo año. Así lo anunció ayer en Badajoz, donde acudió para inaugurar la nueva temporada del Aula de Cine de Caja Extremadura, que se inicia con un ciclo dedicado al cineasta lebrijano.

Justo antes de irse a rodar Habana Blues a Cuba hace tres años, Zambrano leyó la novela --que le "impresionó muchísimo"-- de Dulce Chacón, de quien dijo "ser una extremeña maravillosa que desgraciadamente murió". Zambrano tuvo la oportunidad de conocer a la escritora segedana, en el hospital, días antes de que ella supiese que tenía cáncer. En la segunda y última ocasión en que conversaron, Zambrano le contó que quería hacer algo con su obra. Cuando termine la película, si la familia de la escritora se lo pide, estaría dispuesto a venir a Zafra a presentarla.

Dejó la novela pendiente hasta "estar en disposición mental y creativa de meterle mano", porque a Zambrano no solo le resulta complicado por tratarse de la adaptación de un libro, que nunca había hecho, sino por la historia que cuenta. Ahora está trabajando en la investigación de aquella época. El problema al que se enfrenta para escribir el guión, según explicó, es que todas sus historias hasta ahora han sido actuales, pero en este proyecto tiene que "sumergirse" en los años 40, en los primeros años de la España de la posguerra "y tengo que intentar un proceso de máquina del tiempo para retrotraerme a un mundo que nos queda muy lejos y a un tema tan complejo como el de las cárceles franquistas de mujeres, con todo lo terrible que fue aquello".

BURRADAS Llegado a este momento de la investigación, el director admitió que se está quedando sorprendido "ante las barbaridades y las burradas que se cometieron, de todo el daño sin sentido y el deseo de exterminio bestial que hubo en la primera parte de la dictadura franquista". Datos horribles que Zambrano está descubriendo, como que en una cárcel pensada en la República para 500 presas llegó a haber hasta 10.000 mujeres. "Mujeres con niños, viejas, adolescentes, menores, todos los días morían niños por enfermedades, hambre, epidemias y todas las noches sacaban a gente para fusilar, escuchaban los tiros, sabían cuánta gente fusilaban por los tiros de gracia, y eso una noche y otra noche... más las torturas".

Antes no sabía nada de esto y dice estar seguro de que Dulce Chacón tuvo que vivir este mismo proceso durante los años que ella estuvo preparando la novela.

Benito Zambrano todavía no sabe si será una adaptación fiel del libro. "No sé --dijo-- si al final cogeré determinadas tramas, personajes e historias y añadiré otros, porque es una decisión que voy a dejar que surja de manera natural". Lo ideal para este creador es que la película y el libro se complementen de manera que "quien lea el libro lo disfrute, quien vea la película la disfrute y ambos le aporten cosas, pues no se trata de un concurso de cómo hacer más fiel la novela, sería una estupidez; la película será un hecho artístico y creativo diferente al ejercicio de hacer una novela, aunque no sé en qué medida todavía".

Eso sí, ya sabe que "hay algo que seguro que va a estar, porque yo tengo la impresión de que las emociones que yo estoy sintiendo, averiguando e investigando sobre la novela, Dulce las tuvo que sentir". No lo puede confirmar a ciencia cierta, porque la escritora ya no está, por eso, el director afirmó que "me hubiese gustado que ella estuviera conmigo en todo este proceso, porque hubiésemos compartido mucho".

En el momento en que se encuentra, Zambrano dice que no tiene en mente a los actores que protagonizarán su futura película. "Es lo último en lo que pienso" y lo hará cuando llegue el momento. En este sentido, dijo tener plena confianza en los intérpretes españoles y señaló que los prefiere desconocidos.

Las noticias más...