+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NUEVO ENFRENTAMIENTO VIOLENTO. UN DISPOSITIVO POLICIAL MANTIENE ABIERTA LA INVESTIGACION Y NO DESCARTA MAS DETENCIONES.

Cinco detenidos en los Colorines por una reyerta con 8 heridos entre dos familias

Cuatro lesionados van al Perpetuo Socorro, tres al Infanta, uno evita ir al médico y otro sigue en la UCI con una herida por

 

Varias patrullas de policía, en la barriada de los Colorines. - Foto:S. GARCIA

Agentes de la policía patrullan en la calle Carmen Alvarez Arenas Ruiz, ayer por la mañana. - Foto:S. GARCIA

F. LEONF. LEON 27/08/2010

Hasta ocho personas resultaron heridas en una reyerta mantenida entre dos familias en el barrio de los Colorines a las seis de la madrugada de ayer, lo que propició la intervención de un fuerte dispositivo policial y otro sanitario, pues se requirió la presencia de varias ambulancias, para separar a los intervinientes, atender a los lesionados y llevarse a cinco detenidos. En el operativo intervinieron varias patrullas de la Policía Nacional y las unidades de la local disponibles a esa hora.

Los hechos ocurrieron en la calle Tomás Rabanal Brito y se desplazaron hasta las plazas Toto Estirado y La Rana. En un primer momento se habló de cuatro heridos, luego de cinco, seis, pero fueron siete los atendidos por el SES en los hospitales de Badajoz. Al Perpetuo Socorro llegaron cuatro, que fueron dados de alta cuando les curaron las lesiones por golpes y cortes por arma blanca que presentaban. Y tres al Infanta Cristina, de los que dos que estaban en situación similar a los anteriores, fueron también dados de alta.

Solo un hombre mayor quedó en observación por sufrir una herida grave en la cabeza, producida por un objeto contundente y cortante, según el SES. Al parecer, ese objeto era una catana.

ARMA DE FUEGO Sin embargo, una mujer que participó en la riña contó al menos un octavo herido, un varón con un corte en un brazo que no quiso ir al médico, si bien fue uno de los detenidos.

En la reyerta, en la que intervino una docena de personas de las dos familias, además de palos y armas blancas se utilizó al menos un arma de fuego con la que se efectuaron dos disparos al aire, probablemente intimidatorios, según manifestó Julia Garcia, madre del joven por el que se originó la pelea.

El concejal de la policía local, Germán López Iglesias, y fuentes de ese cuerpo remitieron en todo momento a la nacional, que a su vez remitió a la Delegación del Gobierno. La delegada, Carmen Pereira, habló en Mérida, donde asistía a la junta local de seguridad, y dijo que hubo cinco heridos y cinco detenidos, si bien la policía continuaba con la investigación y podría haber nuevas detenciones, incluso entre los heridos. Y relacionó el caso con el tráfico de drogas.

OTROS CASOS Para más información, Pereira remitió a una rueda de prensa esta mañana sobre una reciente operación antidroga en los Colorines que se saldó con la aprehensión de cocaína y heroína y varias detenciones.

También hablará sobre la detención del autor de los disparos efectuados la semana anterior junto al campus, y de una reyerta entre familias en la que una de ellas azuzó un perro rottweiler a la otra, que mató al animal de varios disparos, también en fechas pasadas.

Sin embargo, Julia García y otras fuentes consultadas negaron que la causa de la reyerta fuera la droga. La mujer, que vive en el número 3 de Rabanal Brito con sus cuatro hijos desde hace ocho años, explicó que fue por una deuda de un hijo suyo, "de 160 euros que debía pagar a un hombre de la otra familia que le dio un motor de luz para el campo; le quiso cobrar hace cuatro o cinco días y mi hijo no le pagó".

"Esta mañana echó la puerta abajo a las seis de la madrugada, cuando estábamos dormidos y pedía a mi hijo que le pagara. Mi hijo lo echó, salí a ver qué pasaba y vino también mi hermano; cuando se peleaban llegaron siete u ocho de su familia y yo salí a defenderles. Luego llegó mi consuegro, que se defendió bien, pero le dieron con una espada grande en la cabeza y está en la UCI", contó García.

Fue la propia mujer quien quitó el arma blanca de la cabeza de su consuegro "y se la entregó a la policía. La llamaron los vecinos, porque yo no tenía saldo en el móvil, y menos mal que llegó pronto, y las ambulancias, aunque a mi consuegro lo llevaron al hospital en un coche patrulla", señaló la mujer.

APEDREAMIENTO Igualmente contó cómo dieron un corte en el brazo a su hermano y éste no quiso ir al médico, y que su hijo logró huir y por eso no resultó herido de gravedad. Julia García afirmó que de su familia intervinieron cuatro personas y tres resultaron heridas; de las siete u ocho de la otra salieron lesionados cinco.

Por otra parte, Antonio Chacón, portavoz de la Plataforma para la Recuperación de los Colorines explicó que un periodista del programa ´Espejo público´ de Antena 3 Televisión recibió una pedrada en la cara cuando visitaba con él los Colorines y que rompieron una luna de su vehículo con un objeto metálico lanzado desde una ventana.