Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRASHUMANCIA Y PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DE LA LANA

Clase de esquila en la alcazaba

150 escolares han conocido las técnicas para esquilar ovejas y el proceso de transformación de la lana a través de una actividad organizada por la Consejería de Agricultura y el Museo Arqueológico

B. C. lcb@elperiodico.com BADAJOZ
09/05/2019

 

La mayoría de ellos presenciaban por primera vez cÓmo se esquila una oveja. Miraban con curiosidad y muchos temían por el daño que pudiera sufrir el animal. Pero Manuel Márquez, esquilador de Cheles, encargado de la demostración sabía perfectamente lo que se traía entre manos. Alumnos de colegio Santo Ángel de Badajoz, divididos en dos grupos, participaron ayer en la quinta edición de la Esquila Didáctica, que organizan la Consejería de Medio Ambiente y Rural , Políticas Agrarias y Territorio, a través del Censyra, y el Museo Arqueológico Provincial. La actividad se repetirá hoy y mañana y en total asistirán 150 escolares de Primaria.

Primero vieron cómo se quita el vellón con tijeras a una oveja merina –una práctica casi residual– y luego, con máquina eléctrica –el método más común–. La siguiente parte de la actividad tuvo lugar en el interior del museo, donde los alumnos recibieron explicaciones de los distintos procesos por los que pasa lana desde que se extrae el vellón hasta que se convierte en una prenda de vestir. Tras estas nociones, según explicó Ylanda Manzanedo, pedagoga del Arqueológico, los participantes visitaron las salas con piezas relacionadas con las labores de tejidos a lo largo de las distintas civilizaciones, para terminar con un pequeño taller práctico de hilado con husos romanos.

Esta iniciativa, según Félix Rubio, veterinario del Censyra, la tiene como objetivo que los más pequeños conozcan la importancia de la producción agropecuaria, la trashumancia y el proceso de transformación de la lana. «Es un oficio que no puede desaparecer, porque es una actividad zootécnica imprescindible, pues no se puede dejar a estos animales con una manta de lana a 40 grados al sol. Es necesario por el bienestar del propio animal y para aprovechar la lana», explicó.

En la región se calcula que hay unos 3,5 millones de cabezas de ovejas de raza merina o que proceden de este tronco, cuyas lanas ya eran apreciadas en la época romana. «En Extremadura somos punteros, pues son originarias de los valles entre el Guadalquivir y el Guadiana», destacó Rubio.

Las noticias más...