+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL COVID-19 NO CONSIGUE SEPARARLOS

Confinado en un hotel de Badajoz para estar cerca de su esposa con alzheimer

José Moreno, de 86 años, iba cada día a la residencia donde está ingresada. Ahora hablan por videollamada

 

José Moreno habla con su esposa por videollamada. - EL PERIÓDICO

José Moreno en el hotel Río, lugar donde reside para estar cerca de su esposa. - EL PERIÓDICO

02/04/2020

Si hay un testimonio de amor y solidaridad entre una pareja, ese es el de José Moreno Costillo, pacense de 86 años que vive en el hotel Río para estar cerca de su esposa, de 84, que está internada con alzheimer en una residencia que se encuentra enfrente del hotel donde tiene su residencia habitual desde hace dos años. Ahora, por el covid-19, no puede ir a verla en persona y aprende a comunicarse con ella por videollamada.

Tras jubilarse en Sevilla, José Moreno se volvió con su esposa a Badajoz. Ella tiene alzheimer desde hace cinco años. «Como no tenemos hijos y ella tiene que estar en una residencia, vendí la casa y todo lo que tenía y me vine a vivir al hotel que está justo enfrente para verla todos los días, hasta el confinamiento iba mañana y tarde», cuenta.

La pareja también se ve afectada por las medidas de confinamiento impuestas por el covid-19. Él no puede ir a la residencia, pero hablan todos los días por videollamada con la ayuda de una trabajadora del hotel, que no deja de animarlo y prometer a la mujer que irá «a conocerla cuando todo esto termine».
José Moreno señala que «ella tiene 84 años y alzheimer pero sí que me conoce, hablamos, todos los días». Y explica que «llevamos 58 años casados, solo la tengo a ella y quiero estar con ella, por eso vivo aquí; así no tienes hacer la compra ni arreglar la casa, tengo todo el tiempo para estar con ella», afirma.