+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SITUACION DE LAS BARRIADAS DE LA CIUDAD

El Corazón de Jesús de Badajoz pide un parque infantil y que llegue el autobús urbano

La asociación vecinal propone que la iglesia ceda suelo para zona de ocio

 

Calle principal del barrio El Corazón de Jesús. - Foto: EP / CR

Antonia Blanco. - Foto: EP / CR

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
26/07/2016

Una línea de autobús y un pequeño parque con juegos infantiles son las dos revindicaciones de la Asociación de Vecinos de El Corazón de Jesús, una barriada histórica de la ciudad, a la 7 kilómetros del centro por la carretera de Olivenza, donde en la actualidad vive un centenar de personas en las casas de su única calle y alrededor de 500 en los chalets de la urbanización del mismo nombre, muchos de los cuales están habitados ya como residencia habitual.

Los vecinos de la barriada El Corazón de Jesús que quieren llegar hasta el centro de Badajoz tienen que esperar que pase un autocar de la línea regular a Olivenza, de Leda, pues no tienen conexión con ninguna línea del transporte urbano de la ciudad, ni parada de autobús. Es el transporte, precisamente, una de las principales reclamaciones del vecindario de este barrio que comparten personas mayores, que dependen de sus hijos y otros familiares para poder desplazarse, y familias con hijos pequeños, que necesitan llevarlos y traerlos a guarderías y colegios.

Estas familias tienen una necesidad "especial y urgente", un parque infantil "donde poder llevar a los niños a jugar", pues la zona carece de toda infraestructura de zonas verdes y de ocio, como manifestó a este diario la presidenta de la asociación, Antonia Blanco, coincidiendo en las necesidades de los vecinos con su antecesora, Antonia Merchán, quien señaló que "hay muchas casas en venta de los hijos de personas ya fallecidas, y de otras que no viven aquí porque queda lejos de la ciudad".

"Hace años hubo una línea de autobús que llegaba hasta aquí, pero la quitaron porque no había suficientes usuarios", afirmaron algunos vecinos más veteranos, sin que haya habido transporte público hasta ahora. Tampoco ha tenido nunca el barrio un parque, ni otra zona verde o de ocio, que hoy necesitan, precisamente por estar lejos de la ciudad, las familias con hijos que residen en el barrio.

Antonia Blanco entiende que "con una pequeña parcela sería suficiente al final de la calle, entre las viviendas y la iglesia". Y propone que el arzobispado, propietario de los terrenos donde se encuentra la iglesia y aledaños, ceda al ayuntamiento una parte junto a las casas para que éste pueda hacer un pequeño parque e instalar juegos infantiles, algo que en su opinión se podría realizar "con muy poco prespuesto".

El Corazón de Jesús fue la segunda barriada de Badajoz, nacida hace más de siglo, cuando se construyó la iglesia --en 1880-- y había un par de casas a ambos lados de lo que luego se conformó como calle principal y única, a cuyos lados se fue construyendo hasta tener su actual configuración, como recuerdan Francisco Soto y Joaquín Pascual, que se criaron en el barrio.

DOTACION DE SERVICIOS No es un barrio populoso, pero sí un asentamiento permanente, única referencia urbana para todas las fincas y explotaciones agrarias de una amplia zona, hasta que se comenzó a construir lo que hoy es la urbanización del mismo nombre y que le ha dado vida en todos los sentidos.

No obstante, en los últimos años se ha conseguido ampliar la dotación de servicios con la iluminación, un pozo séptico, la señalización del tramo de carretera que pasa por su izquierda, la conducción de agua potable y el asfaltado de la calle; también la presencia regular de los servicios de limpieza, e instalación de contenedores --menos el de vidrio--.

Además, demandan el mantenimiento de un campo de fútbol habilitado tras la iglesia, también en su terreno, única instalación deportiva, así como hacer un desagüe en la calle, pues carece de él.

Son los vecinos quienes se encargan del mantenimiento de la iglesia --"la segunda del extrarradio de la ciudad, después de la Inmaculada de San Roque"--, donde utilizan unas dependencias para las reuniones de la asociación, explicó Blanco, quien trabaja por renovar e impulsar la asociación y para dar nuevos aires al Corazón de Jesús.