Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

la atalaya

Cruzadas (X)

Fernando Valdés Fernando Valdés
08/07/2019

 

Me he adelantado un poco en el tiempo. Era necesario para plantear el asunto de las torres más o menos semicirculares con claridad. Lo cierto es que en la península Ibérica podemos encontrar atalayas, torres aisladas, con planta cilíndrica, también en territorios andalusíes. Luego, conocían su uso. ¿Por qué los árabes las olvidaron casi por sistema en sus recintos? Es difícil de responder. Tenemos que explicar el fenómeno recurriendo a la dudosa referencia a las tradiciones culturales y aceptar que las del Albaicín fueron obra de leoneses a sueldo o una copia local. No sería de extrañar. Sin embargo, ¿cuándo hablamos de plantas circulares o de volúmenes cilíndricos, nos referimos realmente a eso? No nos confundamos con las torres barlongas o abarlongadas, cuyo arranque es paralepipédico y su frente semicilíndrico. Un ejemplo en nuestra Plaza Alta. Pero este tipo de estructuras arquitectónicas son más propias de obras del siglo XII y, sobre todo, del XIII y las de mayor desarrollo tienen un irresistible aire cruzado. Volvemos a las Cruzadas, saltando en el tiempo. Las habíamos visto en el sector de las Blachernas, en Constantinopla, y, por poner un ejemplo de manual, en Toledo: la torre Almofada o del Vado. Pero esta es de la época de Alfonso VIII, entre 1199 y 1214, más o menos. Es decir, si este tipo de defensa fuera obra de artífices árabes, o arabizados, no había ningún motivo para no seguir usándolas en otros puntos y con más profusión. Y no es así. Algún misterio tienen, salvo, claro está, que sean más modernas que las escasísimas circulares y llegaran después de la Tercera Cruzada. ¿Entienden ahora la disgresión?

Al restaurar, a medias, el sector de La Galera, en nuestra alcazaba, han aparecido ese tipo de estructuras, algo abarlongadas. Y es evidente que en la reforma taifa (siglo XI) se usaron cuadrangulares y poco saledizas. A pesar de las restauraciones se pueden ver todavía. Algo falla en la datación de esa zona. Estratigrafías totales no puede haber, no se llegó a excavar -¡!- hasta la base. Su forma no tiene paralelos en el XI y es inédita en el X. Y la Arqueología de la Arquitectura no luce mucho por aquí. Habrá que buscar una respuesta, ¿no creen?