+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LAS FORTIFICACIONES SE HAN DIVIDIDO EN DOCE SECTORES

Una cuadrilla empieza a limpiar los baluartes de San José y de San Vicente

Es la primera actuación sobre el terreno de la adjudicataria del contrato municipal de mantenimiento y continuará por el de Trinidad

 

Trabajadores de Imesapi, ayer, en el baluarte de San Vicente. - EL PERIÓDICO

Van a ser necesarios unos cuantos meses hasta que se puedan poner a punto todas las fortificaciones de Badajoz, pero el proceso ya se ha iniciado. Una cuadrilla integrada por 6 trabajadores de la empresa Imesapi comenzó ayer los trabajos de limpieza de los baluartes de San Vicente y de San José, que es la primera actuación sobre el terreno que acomete la adjudicataria del contrato de mantenimiento que ha puesto en marcha el ayuntamiento. En sus chalecos se puede leer ‘Mantenimiento de Fortificaciones’. El primer día ya fue visible su efectividad en los lugares por los que pasaron.

El contrato, adjudicado por 386.426 euros durante un periodo de cuatro años, entró en vigor el 1 de octubre. El primer paso ha consistido en una «visualización» de los 12 subsectores en los que se han dividido los espacios de la muralla y elementos extramuros que conforman el patrimonio histórico de la ciudad, según explicó el concejal de Turismo y Patrimonio Histórico, Jaime Mejías. «Antes de meternos en faena debemos tener claro el estado de cada subsector», detalló. Además, han estado cambiando cerraduras para contar con llaves maestras por sectores unificando todas las que existían. Todo esto se hizo hasta el viernes pasado y ayer ya actuaron sobre el terreno.

La Concejalía de Turismo realizó un informe de la situación de todos los baluartes para clasificarlos según su estado y dar prioridad a aquellos que requieren una actuación urgente. A partir de estos datos, se decidió empezar por los de San José y el de San Vicente y continuar en el de la Trinidad, por la acumulación de maleza, fundamentalmente.

Han empezado a actuar en el tramo que abarca el parque Infantil, la poterna de San Vicente, la comisaría de la Policía Nacional, la muralla paralela al río entre el puente de la Universidad y el de Palmas y la pista de patinaje, «que se encuentra en un estado lamentable». La cuadrilla comenzó por la zona más próxima a Puerta Palmas y además de desbrozar, reforzó las medidas de seguridad para trabajar en altura, pues tienen que subir a la parte alta de la muralla. Los trabajos consisten en retirar la maleza, recoger los residuos y limpiar las pintadas, sobre todo en el parque Infantil y en el auditorio Ricardo Carapeto. Precisamente en este lugar se van a arreglar las vallas, pues hay algunas rotas y se van a soldar.

Aunque el contrato es de mantenimiento, previamente se requiere «un tratamiento de choque» para «dejar en perfectas condiciones» las fortificaciones. Jaime Mejías reconoció que podrán transcurrir «varios meses» hasta «que tengamos todo el perímetro de la muralla y los elementos extramuros en perfectas condiciones, así como la Alcazaba, tenemos mucho trabajo por delante». De momento hay 6 trabajadores dedicados al desbroce y la adjudicataria se plantea reforzar la cuadrilla con más integrantes durante esta etapa «de choque».

El concejal no dudó de que los ciudadanos vayan a apreciar esta actuación, a la que Turismo pretende dar visibilidad a través de las redes sociales, para «hacer pedagogía» y transmitir «que el ayuntamiento se está preocupando de verdad en recuperar nuestro patrimonio histórico». Se hará con un objetivo de concienciación y para destacar su potencial turístico como generador de riqueza. «Tenemos un tesoro que nunca hemos puesto en valor».

Una vez que concluya esta puesta a punto general, habrá un seguimiento por parte de la Concejalía de Patrimonio Histórico y el Gabinete de Proyectos. El contrato también contempla obras de reparación y, en este apartado, el concejal apunta que habría que resolver las humedades de la torre de Espantaperros y trabajos de albañilería en la puerta del Capitel. En cada subsector, la adjudicataria rellenará un parte con los trabajos realizados y las incidencias que ha encontrado.