+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

tras la realización de unas catas, por lo que habría que avanzar en su recuperación para datarlas con exactitud

Descubren pinturas decorativas en dos capillas de San Agustín

En la de San José ha aparecido una cenefa con roleos vegetales, bajo la que habría esgrafiados. En la de Santa Rita se ha hallado decoración mural con cruces rojas distribuidas de forma geométrica

 

Manuel Ruiz muestra la cenefa hallada en la capilla de San José, ayer. - SANTI GARCÍA

Pintura parietal aparecida en la capilla de Santa Rita. - SANTI GARCÍA

Belén Castaño Chaparro
23/09/2020

La iglesia de Santa María la Real, más conocida en Badajoz como San Agustín, oculta bajo sus suelos y muros gran parte de su historia, que poco a poco va saliendo a la luz. El último hallazgo han sido las decoraciones murales que han aparecido en dos de sus diez capillas, en concreto en la de San José y en la de Santa Rita. En ambas, con financiación de un benefactor, se han realizado unas pequeñas catas porque se intuía que bajo la cal de sus paredes existían estos elementos decorativos.

En el caso de la de Santa Rita, que mandó a construir el capitán Sebastián Montero de Espinosa en el siglo XVII, y donde está enterrado, lo que se buscaba era un segundo escudo de éste, pero en vez del emblema ha aparecido una decoración parietal consistente en una serie de cruces de color rojo distribuidas de forma geométrica.

Mientras, en la capilla de San José los motivos hallados bajo el encalado son más llamativos. Se trata de parte de una cenefa bastante ancha de desarrollo horizontal con roleos vegetales de tonos marrones, debajo de la que a su vez hay otros esgrafiados con motivos vegetales con tonalidades más suaves, que enmarcarían un vano probablemente de medio punto. Ambos elementos están superpuestos sobre una tercera capa, que podría el muro original de la capilla.

Rocío Sardiña, técnico en Patrimonio, destacó la importancia del hallazgo de estas pinturas, pues serían las únicas parietales que han aparecido en una iglesia de la ciudad y atestiguan que los muros de San Agustín no eran blancos, sino que estaban decorados, como los de otros muchos templos, hasta que Carlos III prohibió las inhumaciones en las iglesias tras la conocida peste de Pasajes en el siglo XVIII y comenzaron a encalarse para evitar infecciones.

La cal ha hecho que las pinturas se conserven tal y como se encontraban en el momento en el que se echó sobre ellas. Sin embargo, las catas que se han realizado, según Sardiña, son insuficientes para datar con exactitud las decoraciones murales encontradas, por lo que sería necesario eliminar al completo el encalado de ambas capillas, para arrojar luz sobre las intervenciones que ha habido en cada una de ellas y saber en qué época se llevaron a cabo.

Ese es el objetivo que se marca el párroco de Santa María la Real, Manuel Ruiz Durán: descubrir la historia de San Agustín, para poner su riqueza patrimonial a disposición de la ciudad. Es consciente de que eso lleva tiempo y sobre todo requiere fondos. «Vamos poco a poco, despacio pero seguros, porque en los tiempos que estamos primero está el trabajo con las personas y en el barrio», defiende. En ese camino de recuperar «para todos» la historia de este templo no está solo y desde hace varios años existe un grupo de trabajo, entre ellos expertos en patrimonio, historia, y restauración, así como investigadores voluntarios, que estudian y planifican las intervenciones para poner en valor los ‘tesoros’ de este templo pacense. Resultado de ese esfuerzo conjunto han sido la recuperación de la pila bautismal originaria de la diócesis, el mural de azulejos de Talavera de la Reina, único en la archidiócesis, que se encuentra en la capilla bautismal o la azulejería de las tres primeras capillas.