+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EN LA AVENIDA JUAN CARLOS I DE BADAJOZ

Se desprende parte de la fachada de un piso incendiado y causa daños a vehículos

El fuego tuvo lugar el 11 de noviembre y la vivienda permanece aún deshabitada

 

A. M. R. - El coche afectado presenta un agujero en la luna delantera.

BADAJOZ - A. M. R.
22/01/2021

Un vehículo aparcado en la avenida Juan Carlos I de Badajoz, justo debajo de la vivienda que se incendió el pasado mes de noviembre, se ha llevado la peor parte. Algunas de las placas de mármol situadas debajo de una de las ventanas de la ventana del piso afectado se han desprendido esta tarde y han caído sobre la luna del coche, que se ha roto. Los numerosos cascotes han quedado esparcidos en mitad de la calzada y debajo de los soportales.

Ha ocurrido sobre las 17.00 horas. Otro vehículo que pasaba también ha sufrido el impacto de los desprendimientos justo en el capó, lo que ha obligado a su conductor a detenerse para dar aviso. Al lugar se han desplazado agentes de la Policía Local de Badajoz, que están avisando a los transeúntes para que eviten acercarse a la fachada y además han llamado al servicio municipal de bomberos, que desde esta mañana no da abasto por los avisos de daños ocasionados por las fuertes rachas de viento en distintos puntos de la ciudad.

La vivienda de la que proceden los trozos de fachada desprendidos en Juan Carlos I sufrió un incendio la noche del miércoles 11 de noviembre. Está situada en el cuarto piso, en el bloque ubicado justo al lado de la ferretería Lamagrande. Las enormes llamas que salían por las ventanas llamaron la atención de todo el vecindario. En el interior de la vivienda estaban la propietaria, y su cuidadora con su hija, que no sufrieron daños. Pero el piso sí resultó parcialmente calcinado. Aún hoy, parece que no ha vuelto a ser habitado. El origen del fuego estuvo en una explosión en el salón. En ese momento, las ocupantes estaban en la cocina. Eran las 22.30 horas.