+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

actuación de la policía nacional tras varios meses de investigación

Detenidos seis miembros de un clan familiar dedicado al tráfico de droga

Abastecían a pequeños traficantes de la ciudad y de localidades próximas. Tres ya están en prisión. En sus casas se hallaron armas y estupefacientes

 

Drogas, armas y dinero intervenido al clan por los agentes. - POLICÍA NACIONAL

REDACCIÓN
15/01/2020

Todos eran de una misma familia y se dedicaban a abastecer de droga a pequeños traficantes de la ciudad de Badajoz y de localidades próximas. La Policía Nacional ha detenido a seis miembros de un clan familiar, cinco hombres y una mujer de edades comprendidas entre los 27 y 66 años, acusados de tráfico de estupefacientes. Tres de los arrestados ya han ingresado en la cárcel.

Las detenciones, según informaron ayer fuentes de la comisaría pacense, se llevaron a cabo el 10 y el 11 de enero, después de varios meses de investigación. Las pesquisas se iniciaron a finales del pasado mes de octubre, cuando agentes del Grupo de Estupefacientes identificaron a una familia afincada en Badajoz que presuntamente abastecía a diversos puntos de venta de droga en la propia ciudad y en localidades del entorno. Tras establecer un dispositivo de vigilancia, se constató que los sospechosos distribuían sustancias estupefacientes de manera regular a traficantes de la zona centro y de la barriada de Los Colorines.

GESTIONES COMPLICADAS/ Según fuentes policiales, la investigación resultó muy complicada debido al hermetismo del clan, que tomaba numerosas medidas de seguridad en su actividad diaria para evitar la acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Pese a ello, el pasado 10 de enero los investigadores lograron seguir a uno de los sospechosos cuando se dirigía en motocicleta al domicilio de otros dos integrantes de la familia para abastecerse de sustancias estupefacientes. Tras estos hechos, el presunto traficante abandonó la zona de forma precipitada, pero fue interceptado y detenido de forma inmediata.

La madrugada del día siguiente, una vez autorizados por el juez, los agentes registraron dos domicilios y cuatro garajes en la calle Puente de Palos, en Santa Engracia, donde se detuvo a cinco integrantes más del clan.

En los registros domiciliarios, la Policía Nacional intervino 135 gramos de cocaína, 183 gramos de heroína, 332 gramos de sustancia de corte, dos básculas de precisión, un revólver, un arma larga, diversa munición y 3.000 euros en efectivo.