+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PREVE PONER EN MARCHA UN CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO

El economato social no funciona en lo que va de año por falta de local

En dos naves de El Nevero no ha conseguido licencia municipal

 

El economato en la primera nave que ocupó de El Nevero. - Foto:S. GARCIA

Ya en noviembre pasado sus responsables auguraban su cierre si no encontraban pronto un lugar donde ubicarse, en el que poder ejercer la actividad legalmente y así ha sido. El economato social que empezó a funcionar en la calle Manuel Godoy de la barriada de San Fernando, promovido por al Asociación Pepe Reyes para vender productos a mitad de precio a familias desfavorecidas, ha echado el cierre y no funciona en lo que va de año, a la espera de encontrar un local que reúna las condiciones, con un alquiler asequible y donde esté permitida esta actividad, según ha informado a este diario la responsable, Mercedes Arias.

Después del verano pasado se trasladaron a una nave de 400 metros del polígono pero el ayuntamiento no les dio el permiso dado que estaba catalogado como sótano, donde no se podía desarrollar la actividad de venta, sólo de almacén. Se trasladaron a otra nave situada enfrente de la anterior, donde habían conseguido que el dueño bajase la mensualidad a un precio al que podían acceder, pero el ayuntamiento no autoriza esta actividad porque este local no ha tenido licencia anterior concedida y no cumple con la normativa actual.

CENTRO ESPECIAL Paralelamente, Arias pretende poner en marcha un Centro Especial de Empleo vinculado al economato, para proporcionar trabajo a usuarios. El 75% de los empleados tienen que presentar alguna discapacidad o incapacidad, requisito que cumplen miembros de familias que se estaban atendiendo. Desde el economato se prestarían servicios a empresas que lo soliciten, como pudieran ser aquellas que necesitasen personal laboral por un tiempo determinado para la limpieza de un edificio, en lugar de tener que contratar a un desempleado y abonar su Seguridad Social y darle de alta, acudiría al Centro Especial de Empleo que le procuraría a estos empleados durante el tiempo que requiera y si se dan de baja tendría la obligación de sustituirlos por otros. Se establecerían contratos con la empresa que solicita el servicio y se paga a través de factura. En principio, están garantizados dos puestos de trabajo. Los empleados recibirán formación para prestar distintos servicios.