+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

la actuación está en proceso de adjudicación con un presupuesto de más de 227.000 euros

Educación reparará las grietas de las fachadas del Rodríguez Moñino

El edificio más afectado es el anexo, aunque también hay fisuras en el principal. Se han vallado las zonas en peor estado y las aberturas están monitorizadas

 

Instituto Rodríguez Moñino de Badajoz. - S. GARCÍA

B. C. badajoz@elperiodico.com BADAJOZ
06/01/2020

La Consejería de Educación de la Junta de Extremadura va a acometer en breve una actuación en el instituto Rodríguez Moñino de Badajoz para reparar las grietas de las fachadas, que afectan sobre todo al edificio anexo, pero también a algunas zonas del principal. La obra está en estos momentos en proceso de adjudicación (el plazo de presentación de ofertas acabó el pasado 26 de diciembre) y se licitó por un presupuesto base de algo más de 227.500 euros.

Tras detectarse la aparición de grietas en el ladrillo visto de los cerramientos de las fachadas y ante la «gravedad» de las patologías, la consejería contrató a una empresa especializada, Elaborex, para realizar un estudio, que ha determinado las actuaciones que se van a acometer en este centro educativo. Mientras tanto, las zonas que presentan mayores problemas se han vallado y las grietas están monitorizadas «para que no haya riesgo para la comunidad educativa», según explicaron fuentes de Educación.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de 4 meses, consistirán en demoler los cerramientos de las fachadas del edificio anexo, el que presenta más daños, y construirlos de nuevo. El informe elaborado por Elaborex constató que el apoyo de la hoja exterior de la fábrica en los forjados no es estable, así como que los dinteles están mal resueltos y la carga que reciben no está correctamente absorbida, lo que ha provocado la deformación «excesiva» de los mismos y la aparición de las fisuras y deformaciones. Además, el estudio contempla la demolición de la fábrica de ladrillo en las zonas de apoyo de los cargaderos, donde se aprecian «fracturas de gran importancia». Asimismo, como medida complementaria, se ha previsto la ejecución de juntas de dilatación en todas las fachadas para que en el futuro se puedan absorber los movimientos que la fábrica producidos por agentes atmosféricos o mecánicos.

En cuanto al edificio principal, según recoge la memoria del proyecto, la intervención será similiar a la del inmueble anexo, aunque en este caso solo se va a actuar en zonas concretas, porque aunque sufre patologías importantes, son de «dimensiones menores».