+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

su inclusión como bien inventariado se está demorando

El empedrado de San Andrés busca encaje en el inventario de Cultura

La consejería encuentra dificultades para clasificar un pavimento urbano. No obstante, la Junta mantiene el compromiso de protegerlo

 

Empedrado de la plaza de San Andrés en Badajoz, ya limpio de vegetación. - SANTI GARCÍA

Ascensión Martínez Romasanta
25/05/2020

El Gobierno regional mantiene el «compromiso» de incorporar el empedrado de la plaza de Cervantes de Badajoz, más conocida como de San Andrés, en el Inventario del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, pero el procedimiento se está retrasando más de lo previsto. Según ha explicado a este diario la Consejería de Cultura, su inclusión en el listado se está demorando debido a «la dificultad técnica en relacionar las características especiales del bien como pavimento urbano con la clasificación del inventario». No obstante, la Junta asegura que mantiene su interés en incorporarlo «estableciendo así las máximas medidas de protección patrimonial sobre el bien».

Hace más de un año, en febrero del 2019, la consejería informó de que ya tenía tomada la decisión para proteger el empedrado rayano de esta plaza, tras la solicitud presentada en el 2014 por la Asociación Cívica Ciudad de Badajoz, que reclama que sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Pero la Junta no optó por este título de protección, sino por otro de rango distinto, como es su inclusión en el Inventario de Patrimonio Histórico Cultural de Extremadura, en base a los informes elaborados por la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio. El motivo de la elección es que el bien inventariado constituye una figura que contempla «medidas de máxima protección» recogidas en la Ley de Patrimonio, que son «similares» a las del BIC, pero no plantea la necesidad de delimitar el entorno de protección alrededor del mismo, como sí hace la figura del BIC».

Según la consejería, «este aspecto afectaría a toda la configuración de la plaza, incluyendo todos los edificios, dada la naturaleza del pavimento urbano del bien a proteger».

El empedrado de la plaza de San Andrés data de 1988 y es uno de los ejemplos más antiguos de calçadinha fuera de Portugal, además de presentar ciertas características locales que lo dotan de «especial singularidad», según defiende la Asociación Cívica.

Esta misma semana, este colectivo ha mostrado, a través de un comunicado, su malestar público por la situación del empedrado, reclamando su protección a la Junta. «Al final se ha tenido que acometer la restauración de la plaza sin que se haya resuelto el expediente de protección, tras años de penoso abandono», denuncia, en referencia a la obra acometida por el Ayuntamiento de Badajoz. En opinión de la Cívica, «los resultados de la restauración no están siendo los esperados por nuestra asociación, siendo especialmente preocupantes los referidos al acabado de las restauraciones en el empedrado tipo calçadinha que luce desde 1888. Este empedrado está realizado de una manera original que no se está respetando en la actuación, donde las reparaciones exageran el aspecto parche».

La última actuación del ayuntamiento en esta plaza ha sido la eliminación con herbicida de la vegetación que había crecido entre el empedrado. Además ha sacado a concurso la renovación del ajardinamiento de la plaza, con una inversión de 76.000 euros, como adelantó este diario.