Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Es una chapuza...

Antonio Manzano Michirant
15/05/2014

 

TDtespués de leer las declaraciones del concejal de Urbanismo, que tacha de chapuza la sentencia del Tribunal Supremo sobre el derribo del cubo, sólo porque es a él a quien le toca ejecutarla -siendo además abogado de profesión- uno se pregunta cómo podemos pagar los ciudadanos a políticos que sostengan afirmaciones públicas que denotan tanta prepotencia como cara dura.

Que después de 14 años de proceso haya que cumplir el derribo del cubo, tras tres sentencias del más alto Tribunal de Justicia español y otras tantas del Tribunal Superior de Justicia en Extremadura, no es una chapuza, sino lo lógico en cualquier país democrático donde los ciudadanos y las instituciones acatan las sentencias judiciales. Por ello señor concejal, le voy a recordar yo lo que sí es una chapuza... Una chapuza es que los políticos del ayuntamiento y de la Junta, con nombres y apellidos, decidieran tirar para adelante y construir un cubo de hormigón blanco en un castillo medieval con el dinero de todos, desoyendo la opinión de los ciudadanos e incumpliendo todas las leyes. Una chapuza es tirar el dinero del contribuyente en un proceso judicial durante catorce años para intentar evitar cumplir las sentencias. Una chapuza es aprobar un Plan de Urbanismo sólo con el objetivo de eludir el cumplimiento de la sentencia y que el Supremo te ponga la cara "colorá" por ello.

Una chapuza y una sinvergonzonería es confundir al pueblo y utilizarlo para intentar crucificar a una Asociación que lo único que ha hecho es cumplir con un deber ciudadano, como es denunciar una ilegalidad. Una chapuza es intentar retorcer la ley en beneficio propio mientras lo pagamos todos. Una chapuza es que nuestros políticos locales y regionales, de uno y otro signo, se gasten 800 millones de las antiguas pesetas en levantar un edificio ilegal al que ahora hay que arrimarle 800.000 mil euros del erario público para derribarlo. Una chapuza es que nuestro ayuntamiento tire miles de euros en informes técnicos, inservibles y serviles, que digan lo que a ustedes le conviene. Una chapuza es que no contentos con el desaguisado del cubo hayan construido otro de cristal tras una fachada de la plaza Alta comiéndose parte de la barbacana de la Alcazaba, incumpliendo una vez más la ley. Una chapuza es que tengamos que ir los ciudadanos a Medellín a recuperar las históricas barandillas de hierro del puente Viejo. Una chapuza y una aberración es el edificio de ampliación del Museo de Bellas Artes que, saltándose una vez más la ley, han permitido que se levante, en este caso con el "inestimable" apoyo de la diputación. Una chapuza y un cinismo es que ahora apelen ustedes a la Ley de Patrimonio para el derribo del cubo, la misma ley que violaron en grupo de arriba a abajo cuando lo construyeron. Una chapuza es convertir los muros laterales de la antigua capilla del Hospital Militar en dos puertas cochera para que pase el camión de los bomberos. Una chapuza es poner cachos de tela hortera de colorines en San Juan y pretender hacer lo mismo en la plaza de España, una vez más violando la ley. Una chapuza es rehabilitar la Puerta de Trinidad y que a los pocos meses se te caiga la muralla que llevaba allí desde el siglo XVII. Una chapuza es poner focos de inquietantes tonos a los monumentos en lugar de mantenerlos decentemente. Una chapuza y una ilegalidad es que se permita transformar la fachada de un antiguo convento, Bien de Interés Cultural, es una casa con garaje y cierre modernito infumable. Una chapuza son los políticos mediocres y sin preparación que tenemos que sufrir en España en lugar de tener gente seria... Podría seguir, pero el espacio del periódico es limitado.

Las noticias más...