+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DENUNCIAN QUE NO ES UNA SITUACION AISLADA, SINO QUE CADA VEZ ES MAS FRECUENTE PARA PODER ATENDER EL DIA A DIA

La falta de personal obliga a policía local y bomberos de Badajoz a pedir apoyo a otros cuerpos

Los sindicatos Aspolobba y USO aseguran que la situación es "insostenible" en ambos servicios. Critican que se desoigan los informes de los propios jefes de servicio sobre la escasez de las plantillas

 

Policía local y bomberos, en una intervención conjunta por el incendio de un piso en La Paz. - Foto: S. RODRIGUEZ

La falta de personal en la policía local y el parque municipal de bomberos obliga a que se tenga que recurrir al apoyo de efectivos de otros cuerpos para atender servicios habituales en la ciudad. La situación la denunció ayer el sindicato Aspolobba con dos ejemplos ocurridos el domingo: la policía local tuvo que trasladar a la Guardia Civil de Tráfico una intervención con un conductor que multiplicaba por cuatro la tasa de alcohol porque no había agentes en Atestados y los bomberos necesitaron la ayuda del Infoex y del parque de Olivenza para sofocar un incendio de pastos.

Estas situaciones, según Manuel Manzano, de Aspolobba, en lugar de ser aisladas se están dando cada vez de forma más frecuente y la causa siempre es la misma: "la falta de plantilla sigue siendo estructural en ambos servicios". Esto no solo provoca que necesiten refuerzo de otros cuerpos en intervenciones puntuales, sino que pone en riesgo que se pueda atender "con total garantía", tanto para los ciudadanos como para los profesionales, "lo que ocurre en el día a día de la ciudad".

"Hace 30 años había más policías locales que ahora", comparó Manzano, para quien la escasez de personal en áreas "esenciales" como la policía local y bomberos es "insostenible e indefendible". En este sentido, acusó al ayuntamiento de obviar las advertencias que los sindicatos llevan realizando desde hace años sobre la necesidad de incrementar las plantillas, así como de desoír los "informes y recomendaciones de los propios jefes de servicio", que en las distintas comisiones han dejado claro que los efectivos con los que cuentan no son "del todo insuficientes" para atender la ciudad y sus ocho pedanías, con más de 150.000 habitantes.

QUEJAS CIUDADANAS "La gente se queja porque se llega tarde cuando llaman, culpando de forma injusta a veces a los policías y a los bomberos por no solucionarles sus problemas, pero nosotros somos sufridores de esta situación como ellos", dijo el portavoz sindical, quien defendió que, pese a las condiciones laborales en las que trabajan, siguen "sacando adelante los servicios a costa de su pellejo".

En este sentido, Manzano aseguró que en muchas ocasiones en los turnos solo hay un coche patrulla, un mando y un único policía en la unidad de Atestados y que han desaparecidos las unidades de bicis y las de barrios, mientras que los motoristas han tenido que pasar a las patrullas en coche y otros agentes al depósito de vehículos para cubrir las bajas que hay. "Se está jugando con la policía y están presionados", lamentó el representante de Aspolobba, quien aseguró que la situación de los bomberos no es mucho mejor: "Ayer --por el domingo-- estuvieron cuatro horas los mismos, sin relevo, en un incendio y eso no es de recibo", dijo.

Según Aspolobba, se necesitarían 100 policías locales más para cubrir las necesidades de la ciudad. No obstante, el sindicato reconoce que es una cifra elevada y por eso presentó un plan para que se incorporasen 20 agentes al año durante esta legislatura. Su propuesta quedó "en el cajón" y el ayuntamiento ha anunciado que se crearán 15 plazas nuevas, "que no se cubrirán hasta finales del 2017 o el 2018", según el sindicato. Criticó que el equipo de gobierno "no haya hecho los deberes" incorporando nuevas promociones cuando se podía. La última fue de 12 agentes en el 2012 y en 21 años "solo" han sido 78.

Para el sindicato USO, cuyo representante en el ayuntamiento Juan Antonio García, ya denunció el domingo que la unidad de Atestados estuvo inoperativa en dos turnos del fin de semana por falta de personal,

Badajoz necesita 130 nuevos agentes para cumplir la ratio recomendada por la Unión Europea, según recoge Efe. García coincidió con Manzano en que la situación actual es "insostenible" y está llevando a situaciones "alarmantes" como la de que no funcione una unidad porque no hay efectivos disponibles.

La denuncia de los sindicatos se produce cuando bomberos y policía local están en un proceso de negociación con el ayuntamiento. En el caso de los primeros, se sentarán de nuevo frente a frente en septiembre para tratar, entre otros asuntos, la implantación del sistema de localización --prioritario, según el colectivo, para paliar la falta de personal--. El equipo de gobierno está trabajando en una oferta global, que incluye la revisión de la jornada laboral y las vacaciones. Mientras, con la policía local está pendiente de llegar a una solución en cuanto al abono de los servicios extraordinarios, que una sentencia judicial impide ahora. Según Manzano, no se reúnen desde antes de la feria y siguen a la espera de un informe de Intervención. "Nos tienen olvidados", reprochó.

El ayuntamiento no respondió ayer a las críticas de los sindicatos.