+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

REACCIÓN tras la confirmación de que el centro educativo no podrá funcionar el próximo curso

Familias de Cerro Gordo anuncian protestas por el retraso del colegio

El PSOE les muestra su apoyo y tacha de «inaceptables» las explicaciones de la consejería. La Plataforma por la Educación y la asociación de vecinos piden un grupo de trabajo con la Junta

 

Estado actual de las obras del colegio de Cerro Gordo. - S. GARCÍA

En Cerro Gordo no van a quedarse de brazos cruzados tras confirmar la Junta de Extremadura que el colegio que está construyendo en el barrio no podrá abrir sus puertas el próximo curso, como había anunciado, sino que se retrasa hasta el 2021, según informó el lunes este diario. La Plataforma por la Educación de Cerro Gordo (que surgió precisamente para reclamar un centro educativo y convocó para reividicarlo una marcha e impartió una clase en el descampado que estaba reservado para esta infraestructura) emitió ayer un comunicado junto con la asociación de vecinos para anunciar movilizaciones, que consistirán, como han hecho hasta ahora, en acciones públicas y masivas de familias para evidenciar la carencia de infraestructuras.

La Consejería de Educación informó de que hasta el primer trimestre del 2021 no podrá estar terminada la obra, debido a los atrasos acumulados en el inicio de los trabajo,s y así se lo comunicó a la asociación de vecinos el viernes. Pero los afectados exigirán el cumplimiento de los plazos. «El retraso de la puesta en funcionamiento supondría un perjuicio irreparable para decenas de familias», alertan en el comunicado los dos colectivos, pues se temen que los niños que ahora se escolaricen en otro colegio para el curso 2020/2021 no podrán regresar al de Cerro Gordo cuando esté operativo.

El responsable de comunicación de la plataforma, Miguel Ángel Carmona, aduce que los políticos están «para solucionar los problemas» y cuando no se cumplen las promesas se deben asumir responsabilidades. Así, en el comunicado, la plataforma recuerda que el compromiso adquirido por la Junta «en el periodo preelectoral» fue que el colegio estaría operativo en el curso 2020/2021, así que «el incumplimiento no puede quedar impune ni ser achacado a la empresa constructora», por lo que no descartan exigir la dimisión de la consejera «si se persiste en el incumplimiento».

PERJUICIO EMOCIONAL / La plataforma y la asociación vecinal recuerdan que el retraso del centro educativo «está provocando un grave perjuicio material y emocional a los vecinos de Cerro Gordo», de donde seis autobuses parten cada mañana para repartir a casi 300 alumnos por colegios de otros barrios, niños a los que se ha privado de comer con sus familias cinco días la semana porque la beca de transporte es indisociable de la de comedor.

Ante el retraso ahora anunciado, los afectados «exigen» la creación de un grupo de trabajo para «afrontar la situación de emergencia educativa», que incluya a miembros de las administraciones implicadas y de la plataforma del barrio. Mientras esto no ocurra, estarán dispuestos a movilizarse y protestar. Carmona explica que lo primero que se requiere es un estudio de necesidades educativas de Cerro Gordo, «para que no vayamos a tientas» y arguye que en algún momento se frenará el nacimiento de niños en este barrio y ya no necesitará el colegio más grande de Extremadura, como se ha proyectado. Estas familias no aceptan el retraso porque consideran que se pueden establecer «medidas paliativas». Según el portavoz, debe haber alguna herramienta en el ordenamiento jurídico que permita declarar esta obra como objetivo prioritario para acelerar la construcción. Si no es posible, «habrá que ser imaginativo», señala, y planificar la apertura con más o menos unidades y ciclos para que acceda el mayor número posible de escolares del barrio cuando empiece a funcionar. Así, sugiere que en el plazo de escolarización que se va a abrir para niños de 3 años, se debería ofrecer como opción este colegio para que aunque empiecen el próximo curso en otro centro, se incorporen al de Cerro Gordo en el segundo trimestre.

A propósito de este manifiesto, el grupo socialista emitió ayer un comunicado apoyando el anuncio de movilizaciones y en el que tacha de «inaceptables» las explicaciones de la Consejería de Educación, pues «no hay justificación alguna para que después de asegurar que el colegio estaría listo para el curso 2020/2021 se aplace un año». Aun así, los socialistas se plantean que el retraso pueda ser «ineludible» y si lo es, esperan que la Junta trabaje para garantizar toda la enseñanza obligatoria en el barrio, en referencia a la reclamación de un instituto de Secundaria. A este respecto, el portavoz de la plataforma de Cerro Gordo comentó que prefieren «no mezclar» en estos momentos las reivindicaciones. En su comunicado, la plataforma y los vecinos también se refieren a la reacción del PSOE y le instan «a usar los cauces habilitados dentro de su partido para promover el cumplimiento de sus compromisos», al tiempo que avisan de que no se cierran al apoyo de otras entidades «siempre y cuando éste sea de acción y no solo de palabra» y de que estarán «muy vigilantes ante las tentaciones que cualquier partido pueda tener de politizar nuestra reivindicación».