+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRAS LA SUSPENSIÓN DEL CERTAMEN OFICIAL EN EL CARNAVAL DEL 2021 POR LA PANDEMIA

Festejos plantea a las murgas de Badajoz un concurso de antologías

Habría dos fases, una preliminar que se retransmitiría 'online' y una final con público en el López de Ayala. Las agrupaciones lo están valorando, pero todo está aún "en el aire"

 

La murga Al Maridi actúa en el López en el último Carnaval. - Andrés Rodríguez

Belén Castaño Chaparro
20/11/2020

A principios de septiembre, el Ayuntamiento de Badajoz anunció que se cancelaban todas las actividades del Carnaval 2021: ni desfile de comparsas, grupos menores y artefactos, ni Entierro de la Sardina en San Roque ni concurso de murgas en el teatro López de Ayala. No obstante se dejó la puerta abierta, y siempre en función de la evolución de la pandemia, a poner en marcha propuestas alternativas para que esta fiesta, la más importante de la ciudad, no pasara sin pena ni gloria y menos en su 40 aniversario. Y en ello anda la Concejalía de Festejos, que ha propuesto a las murgas pacenses llevar a cabo un concurso de antologías, en la que cada agrupación podría volver a cantar las que considere las mejores coplas, cuplés o popurrís de su repertorio.

Los integrantes de cada murga deberían limitarse al máximo de personas en reuniones sociales que permita Salud Pública (6 en estos momentos) y el formato que se propone es una fase preliminar, en el que las agrupaciones grabarían sus actuaciones en el López de Ayala sin público y luego se retransmitirían ‘online’, y la final, en el mismo escenario, pero esta vez con espectadores, siempre respetando el aforo autorizado en ese momento. Las actuaciones de las preliminares, que se grabarían el fin de semana antes de Carnaval, serían de 8 minutos, y las de la final, de entre 10 y 12. Se establecerían premios para las ganadoras, aunque de menor cuantía que en el certamen oficial.

La propuesta está sobre la mesa desde hace un par de semanas, pero aún está «todo en el aire», según explicó Tamara Pulido, una de las representantes de la comisión de murgas. Anoche estaba prevista una nueva reunión entre los murgueros y responsables de Festejos para estudiar la viabilidad e idoneidad de llevar adelante este proyecto. Lo cierto es que la mayoría de las murgas habían asumido que este año ‘colgaban’ la turuta y hay quienes están de acuerdo con este concurso alternativo y quienes piensan que es mejor esperar al 2022. En principio, para que la iniciativa se pudiera llevar a cabo deberían participar como mínimo 20 grupos. Los que quisieran dividirse e inscribirse como dos diferentes podrían compartir músicos, pero no voces.

Este diario solicitó ayer hablar con la concejala de Festejos sobre esta propuesta a las murgas, pero no obtuvo respuesta.