+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

valoración del alcalde

Fragoso califica de «chantajeador» a Gallardo y reclama su dimisión

 

01/11/2019

El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, tras conocer las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura que anulaban el preámbulo y varios artículos de las bases de las convocatoria del Plan Dinamiza 4 y del Extraordinario de 2018, pidió ayer la dimisión del presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, «por chantejear a los vecinos y a los pueblos». El alcalde se mostró «satisfecho porque el tribunal nos da la razón, dice en sus sentencias que el ayuntamiento cumplía la ley y en vez de anular las bases completas, lo que supondría la devolución de las subvenciones, anula solo los artículos relacionados con esta cacicada». «Las sentencias pone en su sitio al chantajeador, pues para él objetivo era lo importante, aún por encima de la ley y eso es autoritarismo y chantaje», dijo. Añadió que muchos municipios «han tomado decisiones injustas por el chantaje del presidente de la diputación, que ha violentado la autonomía municipal y obligado a los pueblos a hacer lo que él quisiera». Afirmó que «nunca hemos buscado confrontación, lo hemos advertido, pero ha perseverado convocando subvenciones que excluían a vecinos y ha bordeado la prevaricación». Comparó su actitud con la mantenida con el hospital provincial. «No es digno para representar a los municipios, por eso pido que dimita, no solo en su carrera por sustituir a Vara, sino como presidente de la diputación». Dijo que «es triste ver que le ha importado reabrir heridas del pasado buscando rédito electoral». Para él, el fallo «es contundente». Señaló que «ha tenido de cómplice a Ricardo Cabezas, de quien dependía el comité de expertos, y ahora como vicepresidente, de quitar recursos a Badajoz». Y apostilló que «todos los que me acusaban de incumplir la ley, que pidan perdón y dimitan porque no están a la altura». F. L.