+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

INVESTIGACION POR EL ROBO CON VIOLENCIA PERPETRADO EL 28 DE DICIEMBRE

La Guardia Civil identifica y estrecha el cerco al agresor de un taxista pacense

El sospechoso no es de Badajoz pero sí español. No consta que está perturbado

 

Luis Martín Gallego. - Foto:ARCHIVO / S. GARCIA

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
08/01/2016

La Guardia Civil de Badajoz estrecha el cerco al autor de la agresión y robo de su vehículo al taxista de Badajoz Luis Martín Gallego, de 66 años --este mes cumple 67--, suceso que se produjo el pasado día 28 de diciembre cuando el conductor realizaba un servicio desde El Progreso a la urbanización Pozo Navarro, a 10 kilómetros de la ciudad por la carretera de Sevilla. La Guardia Civil continúa con la investigación y el dispositivo de búsqueda de esa persona.

La Guardia Civil ha confirmado que el sospechoso está identificado, pero no aporta más datos. No obstante, fuentes consultadas indican que se le identificó poco después del suceso, que es un varón joven como ya dijo la víctima a este diario, y que es español aunque no es de Badajoz.

NO ES UN PERTURBADO Además, según fuentes conocedoras de la investigación, no hay constancia de que el autor de la agresión sea o esté diagnosticado como perturbado mental, posibilidad que habían expresado los compañeros del conductor de Radiotaxi por las extrañas circunstancias del suceso, si bien habrá que esperar a su detención para conocer otros detalles.

El taxista fue recogido por la Guardia Civil cerca del lugar del suceso, en un desvío de entrada a la citada urbanización, por un aviso del 112 y de otros conductores que lo vieron caminando ensangrentado por la carretera.

Fue tratado de las importantes lesiones sufridas en la cabeza, la cara, los brazos, la piernas y por otras partes del cuerpo en las que le golpeó con un barra de hierro, aun estando en el suelo, y sin atender el requerimiento de la víctima, que le ofreció darle el dinero que llevaba, pero que dejara de apalearlo.

Luis Martín recibió el alta médica y acudió a la plaza de España, por donde pasaban los conductores, compañeros suyos, de radiotaxi, que había convocado una manifestación de apoyo para el día 30. desde la estación de autobuses hasta San Juan.