Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TERCER FALLECIDO EN EL CENTRO PENITENCIARIO DESDE ENERO DEL AÑO PASADO.

Hallado muerto en su celda un preso incluido en el programa de metadona

Funcionarios y un hermano del interno, también recluido, intentaron reanimarlo.

F. LEONF. LEON
12/02/2010

 

El recluso Pedro O. B., natural de Badajoz, de 44 años, fue hallado muerto en la celda que ocupaba junto con su hermano en el módulo 1 de la prisión de Badajoz, a las 7.45 horas de ayer, cuando los funcionarios realizaban el primer recuento de la jornada. Pedro O. B. se encontraba en tratamiento por problemas de toxicomanía e inscrito en el programa de metadona para drogodependientes, según fuentes penitenciarias, lo que llevó a pensar en muerte por sobredosis.

La causa del fallecimiento establecida inicialmente por el médico de guardia y el forense, al que se avisó junto al juez de guardia, además de informar a Instituciones Penitenciarias, fue de parada cardiorrespiratoria, aunque deberá establecerse definitivamente con el resultado de la autopsia y los análisis toxicológicos. Ni el hermano, ni los funcionarios lograron reanimarlo en su cama, en la celda, por lo que avisaron al médico de guardia, que no pudo hacer nada por él. Sí se sabe que el cuerpo no presentaba signos de violencia.

Los hermanos O. B. compartían celda en el módulo 1 --donde habitan otros 130 reclusos--, que denominan de "vida ordinaria". Fuentes del centro fuentes señalaron la posibilidad de que pudiera haber ingerido algún medicamento o una combinación de ellos, y no necesariamente psicotrópicos u otros estupefacientes. El cuerpo fue trasladado a Necropsias del Infanta Cristina para practicarle la autopsia.

El interno fallecido cumplía una pena de 10 años y 3 meses por delitos de robo y coincidió con su hermano en la prisión donde también había cumplido condena su padre en el pasado.

El centro penitenciario de Badajoz ya registró un caso parecido el 22 de mayo del año pasado, cuando un recluso de 38 años fue hallado muerto en su celda, debido a una sobredosis según informaron entonces fuentes penitenciarias, a raíz de lo que contó el compañero de celda del fallecido. Los funcionarios encontraron el cuerpo sin vida también al hacer el primer recuento de la mañana.

Por otro lado, el 5 de junio del mismo año falleció un interno, que se suicidó el día después de ingresar en prisión.