+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LAS PARTES SE REUNEN TRAS LA MEDIACION DEL ALCALDE

La huelga de limpieza sigue a la espera de que FCC valore una nueva propuesta

UGT y CCOO mantienen la demanda de que se les equipare en salario con Mérida, pero flexibilizan otras reivindicaciones. El paro apenas se deja notar en la ciudad por los servicios mínimos "tan desproporcionados", según los trabajadores

 

El gerente de FCC, a la derecha, junto a otros cargos de la empresa. - Foto:S. GARCIA

Los representantes sindicales entran en el ayuntamiento, mientras un grupo de trabajadores espera en la plaza de España, ayer. - Foto:S. GARCIA

Están condenados a entenderse y ayer volvieron a sentarse frente a frente para tratar de acercar posiciones. No hubo acuerdo tras casi cinco horas de reunión y la huelga de limpieza se mantiene, pero los sindicatos y FCC se comprometieron a seguir negociando hoy para intentar llegar a un consenso. La empresa estudiará la nueva propuesta de los trabajadores, que mantienen su reivindicación de que se les equipare con los empleados de la contrata en Mérida, aunque han rebajado sus pretensiones en otros puntos, como los relativos a los días de asuntos propios (de 5 se ha pasado a 3) y otros beneficios sociales.

Al finalizar la reunión, las partes reconocían que ha habido un acercamiento, aunque eso no quiere decir que el conflicto esté resuelto. FCC estudiará las tablas salariales que le ha presentado el comité de empresa, en el que tienen representación UGT y CCOO, y está por ver si las asume o realiza una contraoferta y si ambos se ponen de acuerdo en los plazos para esa posible equiparación con sus compañeros de Mérida. La subida salarial, de media, estaría alrededor del 18%.

No obstante, representantes sindicales y empresa destacaron la importancia de que se hayan retomado las negociaciones. Fuentes de FCC restaron trascendencia a que no se haya desconvocado la huelga y confiaron en que los servicios mínimos funcionen como ayer, cuando no se registraron incidencias. Mientras, los sindicatos aducen que no suspender los paros no es síntoma de desconfianza, sino de "tener las ideas claras y esperar a que haya algo firmado", dijo Antonio Rodríguez, de CCOO y presidente del comité de empresa. En la misma línea se pronunció José Antonio Rabaneda, asesor de UGT, quien sostuvo que se desconvocará "solo cuando haya un acuerdo".

Este encuentro tuvo lugar después de que el alcalde, Francisco Javier Fragoso, se reuniera por la mañana, y por separado, con los responsables de FCC y los representantes sindicales para instarles a llegar a un acuerdo. Primero lo hizo con el gerente de la empresa y sus asesores jurídicos, que si en principio se negaban en rotundo a retomar las conversaciones con los sindicatos si no se desconvocaba la huelga, flexibilizaron su postura y aceptaron sentarse a negociar. Después, departió con los miembros del comité de huelga, a quienes trasladó la disposición de FCC a dialogar. Estos últimos también manifestaron su voluntad de resolver un conflicto llegando a un acuerdo. Una llamada de teléfono terminó de cuajar la cita: a las 17.30 horas en la sede de la concesionaria en el Nevero. Como ocurrió por la mañana a las puertas del consistorio, un grupo de trabajadores se concentró en las instalaciones de FCC a la espera de noticias.

Según los sindicatos, Fragoso, que no quiso hacer declaraciones tras las reuniones, les pidió disculpas "a medias" por los comentarios que realizó en Facebook, en los que los acusaba de volcar contenedores para "ir calentando el ambiente de huelga", hecho del que las centrales sindicales se desvincularon totalmente.

Los efectos de la primera jornada de paros apenas se percibieron en la ciudad. En los contenedores no se acumulaba la basura ni las calles estaban sucias. Esto, según los representantes sindicales, se debió a los servicios mínimos "tan desproporcionados" establecidos por el ayuntamiento. "Han salido un 15% más de camiones y personal de los que podrían salir un festivo o un fin de semana", criticó Antonio Rodríguez, presidente del comité. "Nos habrán engañado con los servicios mínimos, pero vamos a ser firmes en nuestra postura, vamos adelante y, lejos de amedrentarnos, los trabajadores nos animan a hacer una asamblea para aprobar una huelga indefinida en junio", dijo Rodríguez por la mañana.

El paro fue secundado por el 90% de la plantilla que no tenía que cumplir los servicios mínimos, según UGT y CCOO, y solo acudieron al trabajo los empleados eventuales "por miedo a represalias". La empresa, por su parte, no facilitó datos de seguimiento, pero sí confirmó que la actividad se había desarrollado sin problemas y que, incluso, se habían incorporado a su puesto 16 operarios más de limpieza viaria de los previstos. "Las toneladas de basura se ajustan a las recogidas en días normales", apuntaron fuentes de FCC.

CRITICAS DEL PSOE Por su parte, el concejal del PSOE Luis Tirado acusó al equipo de gobierno de estar gestionando "mal" la huelga de limpieza de forma deliberada, de haber establecido unos servicios mínimos con "nocturnidad y alevosía" para que la protesta no tenga trascendencia y exigió que pida disculpas públicas a los trabajadores por sus comentarios en Facebook.