Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Ilustrados

Fernando Valdés Fernando Valdés
19/03/2018

 

El nivel intelectual del equipo que rige el Exmo. Ayuntamiento de Badajoz desborda. Por su altura, por lo elaborado de sus razonamientos y, en definitiva, porque algunos concejales demuestran un conocimiento histórico que deja el pabellón de la corporación sorprendentemente alto. Su Alcalde-Presidente ya lo había hecho con ocasión de aquella famosa presentación de la Casa Árabe de Madrid del milenario –fingido- del Reino Taifa de Batalyaws. Digo famosa, porque gracias a Internet todos los interesados en la historia medieval han podido escucharlo y formarse.

Ahora ha sido el concejal responsable de Patrimonio quien ha afirmado, rotundamente, que Alejandro Magno era homosexual. Descubrimiento donde los haya. Primero, porque del Macedonio sabemos muy poco y por fuentes tardías e indirectas. Y, segundo, porque en el mundo griego el concepto de homosexualidad, tal como hoy lo entendemos, no existía. Eran normales, y estaban bien vistas, las relaciones entre dos hombres solteros o entre un soltero y un casado. La mentada explicación en pleno municipal fue todo un detalle de erudición. No quiero pensar que se tratase de un anacronismo racista. Lo que no comprendo es cómo la oposición no pidió la vuelta al ruedo. Luego, vino la concejal de Cultura afirmando o insinuando, que la comunidad musulmana de Badajoz llama infieles a los no musulmanes, o sea, al resto de los ciudadanos de esta capital. Podía haber llamado sarracenos a los componentes de la primera, seguramente conocía el término, y todo habría resultado más medieval, más estiloso. Tampoco pienso que se tratase de racismo. Era pura ciencia, puro conocimiento sobre el islam. También destacó la edil en la Casa Árabe, en aquel rememorado acto. Ya sé por qué la concejalía de Cultura recae siempre en personas de basta [sic] cultura. Representan bien a la ciudad y a sus autoridades. Y mejoran con los años. ¿Para qué Almossasa, para qué los Palomos? Me resulta difícil suponer que su erudición la hayan tomado de alguna obra científica. Entre otros motivos, porque está por demostrar que hayan leído alguna vez nada serio sobre Alejandro Magno y sobre el islam. El cine mal digerido causa estragos. Ellos son así: ilustrados y tolerantes.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.