+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

a badajoz SE LE asignaN 225.000 euros

El IMSS de Badajoz considera «insuficientes» las ayudas para mínimos vitales

La concejala estima que solo se podrán beneficiar 321 familias en la ciudad. La Junta replica que son ampliables y tilda las declaraciones de «alarmistas»

 

Rosario Gómez de la Peña. -

Insuficientes». Así considera la concejala del Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS), Rosario Gómez de la Peña, los fondos asignados a Badajoz por la Junta de Extremadura para las denominadas Ayudas de Mínimos Vitales, que se destinan al pago de facturas de la luz, el agua y el gas. En la capital pacense donde, según los cálculos de la propia administración autonómica, habría cerca de 14.400 personas en situación de pobreza energética, le corresponden 225.000 euros. Pero con esta cuantía apenas podrían beneficiarse 320 familias, según las estimaciones del IMSS.

Gómez de la Peña señaló que otras ciudades con menos población reciben una cantidad proporcionalmente mayor, mientras que en Badajoz «no llegamos ni al 10% de las personas que la Junta considera afectadas», criticó la concejala.

El decreto de la Junta establece un máximo de 600 euros para familias de hasta dos miembros, de 700 para las de hasta 4 y de 800 para las de cinco o más miembros. El pago se hará directamente a las compañías suministradoras, pero los ayuntamientos no podrán abonar ninguna factura hasta que se reciba la resolución de la concesión por parte de la Junta, por lo que Gómez de la Peña señaló que no se empezarán a tramitar estas ayudas hasta «mediados de febrero o marzo».

La Dirección General de Política Social, Infancia y Familia, por su parte, replicó a la concejala que el dinero para mínimos vitales es «ampliable» y que no todas las familias necesitarán el máximo. Asimismo, tildó las declaraciones de Gómez de la Peña de «alarmistas» y consideró «cuanto menos imprudente» que se aventure a decir cuántas solicitudes reales se van a recibir. Infancia y Familia recalcó que los criterios que se siguen para el reparto de fondos se establecen de manera «absolutamente objetiva» por el censo de población y recordó al ayuntamiento «que no es obligatorio» acogerse a este y a otros programas de política social y que «si entienden que pueden gestionarlo mejor de forma autónoma con fondos propios o complementar las ayudas que ofrece la Junta de Extremadura, es una opción a la que pueden acogerse».

En su comparecencia, Rosario Gómez de la Peña se mostró satisfecha con que en el nuevo decreto se incluya el pago de facturas íntegras, una reclamación que, según dijo, el Ayuntamiento de Badajoz había realizado a la Junta, puesto que consideraba que con el pago de una parte de las mismas no se ayudaba a los beneficiarios, pues quienes no tenían posibilidad de abonar el resto, no solucionaban su problema y se enfrentaban a la suspensión de los suministros.

Sin embargo, la Junta negó que ninguna de las mejoras introducidas en este decreto responda a propuestas del consistorio pacense, sino que pertenecen «a plataformas ciudadanas y la Fempex, que sí cumplieron con su responsabilidad cuando se les invitó a comparecer en la Asamblea de Extremadura para analizar la Ley de Medidas Extraordinarias contra la Exclusión.