Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

proyecto piloto para frenar la superpoblación

Instalan el primer punto de control de gatos callejeros

Se intentará trasladar a este espacio la colonia que hay en el cercano colegio Bótoa. Las casetas se colocaron ayer en el jardín educativo de la sede de Promedio

 

El proyecto piloto que un grupo de voluntarios ha puesto en marcha para controlar la superpoblación de gatos callejeros en la ciudad arrancó ayer con la instalación de las primeras casetas en el jardín educativo de la sede del Consorcio de Gestión Medio Ambiental de la Diputación de Badajoz, Promedio, en Pardaleras, a donde esperan que se trasladen las colonias que hay en el cercano colegio Nuestra Señora de Bótoa y su entorno.

La inciativa está basada en el método CER o CES (captura, esterilización y retorno o suelta). Para ello, se ha instalado una caja de madera donde los gatos puedan dormir y tolvas para dosificar la comida. Será en estos puntos donde se capture a los animales para castrarlos y frenar así su reproducción descontrolada. Ayer se esterilizó a los dos primeros (se marca una de sus orejas para saber que ya están castrados) y se continuará con más animales en los próximos días. Aunque en el Centro de Protección Animal habrá una gatera feral, los voluntarios defienden la importancia de que estos gatos retornen a sus colonias siempre que sea posible, para que vivan en libertad.

La idea inicial era que los primeros puntos de control de ferales se colocasen en el entorno de la plaza de San José, pero la necesidad de obtener la autorización de Patrimonio ha hecho que los promotores de este proyecto –la protectora Ancat, en colaboración con Clinivex y voluntarios particulares– buscasen otro emplazamiento para colocar las primeras cajas cuanto antes. «Es cuestión de que los gatos se acostumbren, cuando se sientan protegidos y alimentados, se acostarán allí», explicó Carlos Rosa, veterinario de Clinivex. Los voluntarios ya han hablado con una vecina de la zona que alimentaba a la colonia del colegio Bótoa para que vaya reduciendo poco a poco los alimentos que les proporciona y los animales se desplacen a las casetas del jardín de Promedio.

El proyecto cuenta con la colaboración y el respaldo de la Diputación de Badajoz, que ha cedido este espacio para colocar las casetas, y del ayuntamiento pacense, que, según señaló Carlos Rosa, ya ha mostrado su interés en que este protocolo se extienda a otras zonas de la ciudad, puesto que la proliferación de colonias de gatos ferales «es realmente un problema», ya que representan en muchos casos un riesgo para la salud pública.