Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA IGLESIA DEFIENDE QUE EL OBJETIVO ES "INFORMATIVO", AUNQUE SE LES DICE QUE LA OBJECION DE CONCIENCIA ES UN MEDIO ´LEGITIMO´.

Institutos y padres reciben una carta de los obispos extremeños para que objeten EpC

La Iglesia extremeña remite a los centros educativos la nota y recuerda que Ciudadanía va contra su doctrina

A. F. L.A. F. L.
28/11/2008

 

La Iglesia extremeña mantiene su acción contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Centros educativos y asociaciones de padres de alumnos de la región, especialmente en la zona del Obispado de Coria-Cáceres, están recibiendo la misiva firmada el pasado mes de octubre por los tres obispos de la región en la que se invita a las familias a objetar contra esta materia.

Fuentes del Obispado de Coria-Cáceres confirmaron ayer a este diario que están llevando a cabo esta iniciativa a título particular, mientras que en el Arzobispado de Mérida-Badajoz y la diócesis de Plasencia aseguraron desconocer si en sus demarcaciones se están realizando campañas similares. La Consejería de Educación de la Junta de Extremadura, por su parte, dijo no tener constancia de este hecho.

El documento está compuesto por dos páginas: una primera firmada por el vicario general de la diócesis, Ceferino Martín Calvarro, en la que se explica la intención de la campaña; y una segunda en la que se recoge el comunicado realizado el pasado 21 de octubre por los tres obispos de la provincia eclesiástica extremeña: Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz; Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia; y Francisco Cerro Chaves, obispo de Coria-Cáceres.

La primera de las hojas está firmada, a la atención del director o directora del centro, bajo el titular: "A todas las personas implicadas en la tarea educativa". Está dirigida a sacerdotes, religiosas, centros educativos, asociaciones, movimientos apostólicos, cofradías y familias, según recoge el texto. Y en ella Ceferino Martín subraya que "el comunicado se hace en tono positivo, valorando la educación cívica en libertad y respetando los derechos humanos y sin ánimo de incitar a desobedecer la ley". Sin embargo, acto seguido, resalta que es "competencia exclusiva" de los padres la formación de la conciencia moral de los hijos, "como un derecho que todos deben respetar". Y recuerda que a los progenitores "su deber de situarse responsablemente ante esta situación, utilizando los medios legítimos, uno de los cuales es la objeción de conciencia".

"VULNERA DERECHOS" Por su parte, en su nota del pasado 21 de octubre, los obispos de la provincia eclesiástica Mérida-Badajoz amplían esta postura. Así, García Aracil, Rodríguez Magro y Cerro Chaves suscriben que comparten la necesidad de que haya una "verdadera" educación cívica que tenga como base las normas de convivencia, el ordenamiento constitucional y la declaración universal de los derechos humanos. "La Iglesia Católica en Extremadura, como siempre lo ha hecho, se ofrece a colaborar en este empeño social, no sólo en la escuela, sino en cualquier otro ámbito", apuntan. Dicho esto, los obispos vuelven a manifestar que "teniendo en cuenta tanto los contenidos previstos por la LOE, como los decretos que la desarrollan, así como los contenidos de muchos de los textos que se utilizan" para impartir la asignatura, consideran que "la formación de la conciencia moral es competencia exclusiva de los padres" y que el carácter obligatorio de Educación para la Ciudadanía vulnera los derechos de estos.

En el comunicado también recuerdan a los progenitores que "tienen el deber de situarse responsablemente ante esta materia y si lo consideran necesario defender la libertad de conciencia y enseñanza; para lo que les recordamos existen medios legítimos, entre ellos la objeción de conciencia". Luego matizan que su ánimo no es alentar el incumplimiento de una ley, aunque inmediatamente subrayan que, tal y como está planteada, la asignatura es "contraria a la Doctrina Social de la Iglesia" y al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales.

Por ello piden a la Administración que, "mientras mantenga los actuales contenidos", Educación para la Ciudadanía debería ser opcional, no obligatoria.

PARA INFORMAR Desde el obispado cacereño explicaron que el objetivo es puramente informativo: "Para que la comunidad educativa conozca la postura de nuestros obispos. Igual que se envió el comunicado a los medios informativos en su momento, ahora se han hecho llegar a los directores de los centros y las asociaciones de padres".

Por su parte, fuentes de la Arzobispado de Mérida-Badajoz aseguraron a este diario desconocer si en su diócesis se estaba realizando una campaña similar. Este diario intentó ayer contrastar esta información con el propio delegado de Enseñanza del arzobispado, Fermín Muñoz, sin obtener respuesta de éste.

En el Obispado de Plasencia, su responsable de Enseñanza, José Pérez Alonso explicó que solo tiene constancia de que el documento se haya distribuido por las parroquias, pero no en los centros educativos ni entre las asociaciones de padres ni ninguna otra organización.

Desde la Consejería de Educación, que tiene asumidas las competencias en esta materia y que esta misma semana se ha pronunciado a favor de retirar los crucifijos de los colegios e institutos, aseguraron no tener ninguna notificación de que estas comunicaciones estén llegando a los centros de enseñanza obligatoria de la región, por lo que prefirieron no hacer valoraciones hasta que tengan constancia de esta situación.