+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DESDE QUE EN EL 2002 SE RETIRARON 700 METROS DE ESTAS PIEZAS DE FORJA, HAN APARECIDO EN DISTINTOS LUGARES

El intrincado periplo de las barandillas del puente Viejo

BA denuncia la existencia de estas vallas en una finca particular. El ayuntamiento investigará, pero tiene localizados en sus almacenes 13 tramos inventariados

 

Vallas idénticas a las del puente de Palmas, en una finca privada. - CEDIDA

Varios tramos originales en el almacén del servicio municipal de Vías y Obras. - CEDIDA

Puede que haya barandillas del puente de Palmas de Badajoz, de las que sobraron en la rehabilitación que la Junta de Extremadura realizó en el 2002, colocadas en terrenos privados, sin que exista un control de su existencia. Es lo que teme el partido Badajoz Adelante (BA), según ha denunciado Carlos Díaz, miembro de la junta directiva. Como prueba, Díaz aporta fotografías de varios tramos exactos a las vallas de forja originales del puente Viejo, instalados en la entrada de una finca particular y también en el porche de un chalet.

Estas barandillas fueron sufragadas por suscripción popular y se pusieron en el puente de Palmas a principios del siglo pasado. Se fabricaron en Sevilla, en el taller Pérez Hermanos. Cuando la Junta realizó la obra de remodelación, sobraron 700 metros de los 1.200 existentes. La polémica saltó cuando la asociación Amigos de Badajoz, de la que Carlos Díaz formaba parte desde su constitución, encontró nueve tramos de estas vallas en un monumento de Medellín y otros en una chatarrería de Táliga, desde donde se habían suministrado al ayuntamiento metelinense.

La propiedad de las barandillas es del Ayuntamiento de Badajoz, que las recuperó, y en el 2007 reutilizó una parte en el puente del Revellín de San Roque y otra en la Memoria Menacho. Según explica Díaz, cuando quisieron usarlas para el Hornabeque de la cabeza del puente no las encontraron. «Tras varias pesquisas», esta asociación las localizó en el 2011 en la chatarrería Bru de Badajoz, que las tenía porque se las compro a Talleres Remedios, que entró en concurso de acreedores y terminó cerrando. «No sabemos por qué las tenía Talleres Remedios, pues se supone que las había recuperado el ayuntamiento, esto significa que alguien las vendió, si no todas, parte de ellas», apunta Carlos Díaz, quien se extraña de la cantidad de «incógnitas» que existen en torno a la ubicación de estas piezas de forja que pertenecen al patrimonio de la ciudad. Díaz se puso ayer en contacto con el responsable de Bru, que le señaló que terminaron por fundir estas barandillas porque el ayuntamiento no se acercó a recogerlas.

Su sorpresa fue cuando un amigo de Díaz al que le gusta recorrer la región captando fotos de la naturaleza, encontró en la entrada de una finca de la provincia de Badajoz barandillas idénticas a las del puente de Palmas. Carlos Díaz asegura que su instalación es reciente, pues no aparecen en las imágenes captadas por Google Earts, y se ha puesto en contacto con el concejal de Patrimonio Histórico, Jaime Mejías, al que ha informado de la ubicación de esta finca. Díaz cree que pueden existir aún más barandillas del puente de Palmas en algún sitio a no ser que el propietario de esta finca las tuviese almacenadas desde hace tiempo y haya decidido colocarlas ahora. «A mí me da que se están moviendo y en algún sitio existen aún».

Mejías se ha puesto manos a la obra. Contactó con Bru, donde le confirmaron que hace 7 años fundieron media docena de paneles, porque nadie los había reclamado y no las comercializaron porque podría tener consecuencias. Ayer, el concejal comprobó que en el antiguo Ifeba hay almacenados 16 metros de estas vallas, correspondientes a 13 tramos que están inventariados en Vías y Obras. Estas barandillas serán empleadas en alguna obra municipal, como ya se hizo con el puente del Revellín y la Memoria de Menacho. En cuanto a la denuncia de BA, el concejal asegura que la investigarán y preguntarán la procedencia al propietario de la finca donde están instaladas, cuya ubicación exacta ya conoce. Pero Jaime Mejías entiende que puede que estas barandillas no procedan del puente Viejo, ya que el Ayuntamiento de Badajoz no tiene la patente de su diseño, pues son un modelo propio del taller Pérez Hermanos y en las que se colocaron en el puente de Palmas no aparece ningún sello que las ubique en este monumento pacense. «Es probable que haya ido a la fábrica y las haya comprado», aduce. De todas formas, indagarán.