Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

22 años después de la tragedia

La Junta dice que no le compete la regeneración de la zona de la riada

El alcalde exige que el Gobierno regional participe en las inversiones. Fragoso está dispuesto a denunciar al Ejecutivo autonómico por «inacción»

A. M. ROMASANTA badajoz@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ
09/11/2019

 

Por mucho que el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, insista en pedir la implicación de la Junta de Extremadura en la regeneración de las zonas de la ciudad afectadas por la riada ocurrida hace ahora 22 años, la respuesta de ayer del gobierno regional es «que las competencias sobre este asunto no corresponden al Ejecutivo autonómico».

Fragoso defiende que el ayuntamiento ha realizado hasta ahora «un esfuerzo muy importante», superior a los 8 millones de euros, en la adquisición y derribo de viviendas y su pretensión es seguir trabajando en una operación de transformación urbana de este entorno, para que llegue el momento en que «un barrio de destrucción» se pueda mirar «como un gran espacio de encuentro y de confort». Según el alcalde, «como mínimo» se requiere invertir una cantidad semejante a la que ya ha dedicado el ayuntamiento. «Nosotros no podemos hacer más esfuerzo», señala.

En la visita que Fragoso realizó hace un mes al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, el orden del día incluía pedirle el desarrollo de un convenio de actuación sobre las zonas afectadas de la riada entre ambas administraciones para comprar casas que aún quedan en pie y urbanizar el área. Según el alcalde, podría ser un convenio o cualquier otro instrumento que traduzca la obligación que, en su opinión, tiene el Gobierno regional con la regeneración urbana, como marca el Plan General de Badajoz, que fue aprobado por la propia Junta en el 2007, donde se entendió que se trata de una actuación «supranacional». Es decir, según Fragoso, eso significa que «está más allá» de la capacidad del ayuntamiento para desarrollarla y, por lo tanto, el Ejecutivo extremeño se tiene que implicar «por obligación». Sobre los compromisos resultantes de esta reunión, la Junta no quiere comentar nada, en la misma línea del día en que se celebró.

Pero el alcalde lamenta que salvando la reacción inmediata de todas las administraciones cuando ocurrió la tragedia, lo que ha ocurrido los últimos años es «que nos han dejado solos en este tema». De ahí que insista a la Junta en que no «se olvide» de esta zona de Badajoz, donde tiene «una obligación legal» y debería aportar al menos la misma cantidad que ya ha puesto el ayuntamiento. «Llevaríamos el peso de la regeneración al 50% y me parecería lo razonable».

El alcalde espera agotar la vía del diálogo, aunque a la vista de la respuesta que obtuvo ayer este diario, no parece muy posible. Si finalmente el gobierno regional se mantiene en su posición, el ayuntamiento planteará un recurso contencioso-administrativo por «inacción» de la Administración, para que sean los jueces los que obliguen al Ejecutivo regional «a cumplir su obligación». Antes de dar el paso de acudir a la justicia, Fragoso dice confiar en que se pueda solucionar por la vía de la colaboración entre administraciones.