Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN EL AUDITORIO MUNICIPAL RICARDO CARAPETO

Mariza supo a poco

La cantante portuguesa conectó con el público en su tercer concierto en la historia del Festival de Flamenco y Fado, antes Badasom, donde desgranó temas de su último disco, con el que está de gira

REDACCIÓN
08/07/2018

 

A sus seguidores más fieles, a los que la acompañan en sus conciertos siempre que pueden, el que ofreció Mariza la noche del viernes, dentro del Festival de Flamenco y Fado de Badajoz, les supo a poco, se les quedó corto, se fueron con ganas de más, y eso que la cantante portuguesa les obsequió con dos bises: uno con un tema inédito y la canción con la que termina siempre sus actuaciones, Gente da minha terra.

La intérprete más venerada del país vecino acudía por tercera vez a esta cita en Badajoz que funde la cultura de ambos lados de la raya y así se lo recordó a su público, con quien habló en «portuñol», como ella misma definió, y al que regaló un tema en español, Alma, de un disco antiguo, del que llegó a olvidar la letra en la parte final, pues seguramente solo lo rescata cuando está en este país.La mayoría de sus canciones fueron de su nuevo álbum, Mariza, con el que está de gira.También ofreció algunos temas de siempre, como Chuva y Primavera.

Mariza dominó el escenario acompañada de una guitarra española, otra portuguesa, bajo, percusión y un acordeón. El concierto se prolongó durante hora y media. Comenzó pasadas las once de la noche, tras Flamencronía, con Raquel Cantero, y terminó antes de la una de la madrugada. Conectó enseguida con el público, que echó en falta algún tema a capela o que bajase a cantar entre las butacas, como hace otras veces. Sus fieles respondieron solícitos a cualquier gesto y la acompañaron cantando el estribillo de Rosa branca, momento en el que se produjo la mayor fusión con la artista, que hubiesen querido prolongar.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.