Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

son vecinos de la albuera y talavera la real

Matan a golpes a cuatro galgos y los arrojan a un pozo

La Guardia Civil investiga a sus dos dueños por un delito de maltrato animal. Aparecieron en sacos en una oquedad con agua de 7 metros de profundidad

REDACCIÓN lcb@elperiodico.com BADAJOZ
13/09/2019

 

La Guardia Civil investigado a dos vecinos de La Albuera y Talavera la Real como presuntos autores de un delito de maltrato animal tras matar a cuatro perros y arrojarlos después a un pozo en una finca situada en el término municipal de Badajoz. Los cuerpos de los cuatro perros galgos tuvieron que ser rescatados del interior del pozo por el Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil en Extremadura (GEAS). Los dos presuntos responsables de la acción delictiva se enfrentan a penas de prisión de hasta un año, e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de que dos personas habrían arrojado cuatro bultos al interior de un pozo de una finca y, para conocer su contenido, los agentes llevaron a cabo la inspección del pozo con agua, de unos siete metros de profundidad, a cuyo interior accedieron efectivos del GEAS que, ayudados con cuerdas, sacaron los cuatro sacos que contenían los cuerpos sin vida de cuatro perros galgos. Los animales mostraban síntomas aparentes de haber recibidos golpes mortales antes de ser arrojados al pozo. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Caya-Badajoz inició una investigación tendente al esclarecimiento del hecho, con la lectura de los microchips que tenían dos de los animales, y que llevó a los agentes a averiguar la identidad de los supuestos dueños, dos vecinos de La Albuera y Talavera la Real. Las diligencias han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Badajoz.

Las noticias más...