+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRADICIONAL ENCUENTRO TRAS LAS NAVIDADES

Morga preside una convivencia de 130 sacerdotes en el seminario

Amadeo Rodríguez, obispo de Jaén, entre los que cumplen los 50 años de ejercicio. El arzobispo entrega las insignias a quienes celebran las bodas de oro y plata

 

Celso Morga, en el centro, con Amadeo Rodríguez y los otros cinco sacerdotes que cumplen sus bodas de oro. - S. GARCÍA

F. L.
08/01/2020

En torno a 130 sacerdotes de la archidiócesis participaron en la convivencia que se celebra cada año, tras las navidades, en el Seminario Diocesano de Badajoz, a la que también asistió el arzobispo, Celso Morga, que presidió una misa en la capilla del propio centro, tras un acto en el que se impusieron las insignias de la diócesis a quienes celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales.

Fue Manuel Calvino, delegado episcopal para El Clero, que se encargaba de la organización de la convivencia, quien dio la bienvenida a los asistentes, junto con el rector del Seminario, José Ignacio López, que acompañaron al arzobispo; también al obispo de Jaén --y antes de Plasencia--, Amadeo Rodríguez Magro, uno de los que celebraban sus bodas de oro.

Esta convivencia la impulsó Antonio Montero y se celebraba en el colegio de los jesuitas de Villafranca de los Barros hasta que se trasladó al seminario, hace varios años, y en la que se conmemoran las bodas de oro y plata y se recuerda a los fallecidos en el año anterior, cuatro en 2019.

Recibieron la insignia de la diócesis por haber cumplido 25 años de ejercicio sacerdotal Vicente Martín Muñoz y Manuel Enrique Hernanz Carroza, quien habló en nombre de los dos. Tras él se impusieron las insignias por las bodas de oro a Julián Arroyo Díez, Juan Becerra García, Joaquín de las Heras Hidalgo-que no asistió por estar enfermo--, Francisco Delgado mancha, Juan Francisco Holguín Murillo, Ángel Maya Romero y Amadeo Rodríguez, quien intervino en nombre de todos ellos,