Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ES EL SEGUNDO CASO QUE TIENE LUGAR EN EL BARRIO DESPUÉS DE OTRO SIMILAR HACE 4 MESES QUE NO SE DENUNCIÓ

Una niña de 12 años logra zafarse del hombre que intentó secuestrarla en Llera

Los padres de la menor cuentan que «mi hija se puso a gritar y se agarró a una señal de tráfico». Se busca a un varón de 50 años, calvo, de barba cana, con camiseta, vaqueros y un coche azul

 

Yo estaba en casa con mi mujer y con mis sobrinos; eran las diez menos algo; mi hija llega sobre las diez a casa y vi que tardaba; dije lo que tarda la niña, y cuando se presentó parecía que le había dado algo; venía llorando, descompuesta, con marcas de haberla agarrado en el muslo», contó ayer a este diario Francisco Pereira, junto a su esposa María del Pilar, padres de la niña de 12 años que sufrió un intento de secuestro poco antes de las 22.00 horas del pasado jueves en la barriada de Llera.

Este hecho causó conmoción primero en el barrio y a lo largo de la jornada en el resto de la ciudad, cuando la Policía Nacional confirmó que había una denuncia por intento de secuestro a una menor de edad.

Pereira manifestó: «Cogí el coche enseguida y me fui a buscarlo con las indicaciones que me dio la niña; di una vuelta pero no pudo encontrarlo. Llamamos a la policía; fuimos al Perpetuo Socorro para que le hicieran pruebas, con la marca de los dedos en la pierna, y con el parte médico fuimos esta mañana --por ayer-- a comisaría a poner la denuncia».

«UN SUSTO MUY GRANDE» / Los padres de la menor no quieren desvelar datos de la investigación policial, pero parece que podría haber algún sospechoso. Al final, afirmó Francisco «la niña está bien; ha sido un susto muy grande y tiene miedo de quedarse sola». La menor, no obstante, fue por la mañana al colegio, de donde la recogieron sus padres para ir a comisaría a contar cómo ocurrieron los hechos.

La menor luchó y logró zafarse de su secuestrador, según sus padres. Y explicaron que «es muy nerviosa; salió corriendo; el señor la ha tenido que estar observándola unos días en el parque; parece premeditado, sabía por dónde vuelve a casa después de dejar a sus amigas». Y contó: «El tío pegó un frenazo delante de ella, se bajó del coche y ella se agarró a una señal de tráfico; él la cogió por una pierna, pero pasó una mujer en bicicleta y mi hija se puso a gritar, así que él hizo un giro rápido y salió huyendo».

OTRO CASO / Francisco Pereira y María del Pilar señalaron que «un vecino, al enterarse, me dijo que a la suya le pasó también, hace unos cuatro meses, pero no lo denunció. Además, la descripción del secuestrador coincide en los dos casos». Y añadió: «Cuando vino la policía dijo que debió denunciarlo, porque es una cosa muy seria, son nuestras hijas y viene un individuo de estos y te quedas sin hija pero rápido, vamos».

La policía, cuando se le preguntó por este segundo caso, no se pronunció para no interferir en la investigación. Solo confirmó el de la noche anterior.

ALARMA EN EL BARRIO / Los vecinos de Llera se mostraron alarmados y no terminaban de dar crédito a lo ocurrido. «Este es un sitio muy tranquilo, no pasan cosas así», manifestó el presidente de la asociación vecinal, Jesús Luengo; otro vecino, Jesús Reja, dijo: «Me he quedado demudado».

Tras pasar del rumor inicial a la realidad según avanzaba la mañana, hubo un trasiego importante en redes sociales. Aunque con los que habló este diario no habían sido testigos, coincidían en la descripción que se pasaban unos a otros, de modo que la policía buscaba a un hombre de 40 a 50 años, calvo, con barba cana, camiseta blanca, vaqueros y un coche azul, Muchos apuntaban a un «Passat», pero ni los padres ni la policía lo confirmaron.

Un grupo de chicos y chicas que estaban en el parque Joaquín Fernández Chacón, en la calle Sauco, afirmaron que la noche anterior no vieron nada, «solo a la policía en coches y en motos, la nacional y la local». Tampoco en las dos tiendas que hay en el parque. Una vecina, Lidia Hormigo, contó: «me avisaron esta mañana, porque tengo una hija pequeña». Para entonces todos daban la misma descripción.

SIN DETENIDOS / Por otro lado, al cierre de esta edición no se tenía conocimiento de que se hubiese llevado a cabo alguna detención, según confirmaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.