Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRAS EL AUTO DEL TSJEX QUE PONE FECHA A LA OBRA EN LA FACULTAD DE BIBLIOTECONOMIA

La oposición insta al equipo del PP a que derribe el Cubo "y no maree más la perdiz"

El PSOE pide que el PP admita "su error político" y exculpa de toda responsabilidad al Gobierno regional. El rector de la Universidad prefiere no pronunciarse sobre el último auto que pone fecha a la demolición

A. M. ROMASANTA
24/01/2014

 

Los dos grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Badajoz coincidieron ayer en que tras el último auto del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), que por primera vez establece un plazo para el derribo del Cubo de la Facultad de Biblioteconomía, lo que tiene que hacer el consistorio es acometer la demolición "y se dejen ya de marear la perdiz", según dijo el portavoz de IU, Manuel Sosa.

Por su parte, el concejal socialista Pedro Miranda manifestó que le parecía "un poco extraño" que el gobierno municipal se haya "negado" a cumplir una sentencia "una y otra vez" porque, en su opinión, con este proceder lo que está consiguiendo es "cabrear al juez". Este concejal señaló que cuanto antes se cumplan los plazos que el TSJEx ha establecido para que el ayuntamiento presente el proyecto de ejecución (el 30 de abril), "antes sabremos cuánto nos costará el error que cometieron políticamente y antes solucionaremos el problema que tiene la ciudad y la universidad". A su parecer, el proyecto ya tendría que estar redactado y la obra se tendría que iniciar cuanto antes "para que cuanto antes se termine".

Porque, según Miranda, lo primero que debería hacer el grupo gobernante es "reconocer el error político que cometió", en referencia a la concesión de la licencia de obras "de forma irregular", como se demuestra con las declaraciones que realizó la entonces concejala de Urbanismo, Cristina Herrera, cuando se aprobó el proyecto de construcción del edificio de Biblioteconomía en el antiguo Hospital Militar y Amigos de Badajoz lo denunció. Recordó que el actual alcalde, Francisco Javier Fragoso, defiende ahora que se trató de "un error administrativo".

Aunque fue la Junta de Extremadura la que aprobó el proyecto y acometió la obra, según Miranda, el Gobierno regional está exento de toda responsabilidad. Sobre la posibilidad de que aportase financiación, el concejal socialista sólo la entendería si el ayuntamiento no tuviese capacidad económica para cumplir la sentencia y tuviese que recurrir a otras fuentes de financiación, pero no porque la Junta tenga responsabilidad alguna en todo este proceso judicial, a pesar de que inicialmente fue de la mano del ayuntamiento.

 

MAL CONCEDIDA "El único responsable del error político es el ayuntamiento y la Junta lo que hizo, y a mí me parece correcto, fue que ahí se hiciese un edificio, porque el objetivo era fomentar la vida del Casco Antiguo" mientras que "el ayuntamiento tuvo que advertir a la Junta de que estaba concediendo una licencia de obra mal concedida". "A la Junta no se le puede reprochar nada en este sentido", recalcó.

También el portavoz de IU fue tajante al pedir el cumplimiento del auto del TSJEx porque "el tema está meridianamente claro". Pero Sosa fue más lejos a la hora de señalar responsabilidades. Según este concejal, alguien tiene que ser responsable de lo ocurrido y por lo tanto debe ser quien afronte el coste del derribo. Para Sosa, los culpables de haber llegado a esta situación son quienes en aquel momento tomaron las decisiones y no necesariamente los políticos, sino también los técnicos que respaldaron la concesión de la licencias de obras. "Hay una cuestión política pero también técnica de por medio". Y para el concejal, la Ley de Bases de Regimen Local recoge que cuando se causa un perjuicio a los ciudadanos, deben afrontarlo quienes lo hayan ocasionado. IU tiene esta pretensión en manos de sus abogados, "y vamos a ir a por todas".

Respecto a las consecuencias para la universidad, este diario solicitó ayer la valoración del rector, Segundo Píriz, que rehusó hacer declaraciones.

Las noticias más...