Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

intervención en el monumento del siglo XVII

La puesta a punto de Puerta del Pilar descubre nuevos esgrafiados

Se ha eliminado zócalo de mármol del interior y se han repuesto las bolas en la parte superior. Los dibujos decorativos del frontal y lateral estaban ocultos y tras la obra se han dejado a la vista

 

La obra para remozar Puerta del Pilar y atajar el problema de humedades que presentaba ha sacado a la luz nuevos esgrafiados en el frontal y el lateral de la fachada que da a Ronda del Pilar. Se trata de dibujos decorativos originales en blanco y rojo de este monumento del siglo XVII que hasta ahora habían permanecido ocultos bajo la cornisa. Aunque son pequeños restos, se han querido poner en valor y se ha interrumpido la cornisa en algún tramo para dejarlos a la vista y ofrecer una «mejor lectura de la historia de la puerta», que ha sido sometida a numerosas actuaciones a lo largo de los siglos, según explicó la arquitecta municipal, Begoña Galeano.

Los esgrafiados descubiertos estaban bien conservados y la restauradora Almudena Villar ha sido la encargada de consolidarlos. Se les ha aplicado un producto para fijar los colores, con lo que se aprecia mucho más la diferencia de tonalidades. Estas decoraciones no han sido datadas.

La intervención en Puerta del Pilar, que ha llevado a cabo la empresa Construcciones Olivenza y ha contado con un presupuesto de 30.000 euros, tenía como objetivo reparar los daños causados por las humedades y poner medios para tratar de minimizar sus efectos en el futuro. Así, se han eliminado todos los morteros de cal, sobre los que se había pintado, que se han sustituido por otros de mayor calidad para que resistan mejor la humedad.

Asimismo, se ha resuelto la cubierta con un mayor vuelo para impedir que el agua caiga sobre los muros.

También se ha retirado el zócalo de mármol que había en el interior del monumento, pues impedía que el muro respirara y que eliminara las humedades, por lo que estas se extendían a la parte superior. Este zócalo era un añadido que se colocó para proteger al monumento de las pintadas y orines. Además, se han colocado las bolas decorativas en parte superior de la cubierta que da al parque de Puerta Pilar (Los Caños), que se guardaron después de ser arrancadas por los vándalos. En Puerta Pilar no se intervenía en profundidad desde 1991, aunque sí se ha pintado en diversas ocasiones.

Las noticias más...