+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

en positivo

Queridos Reyes Magos

 

Queridos Reyes Magos. Este año los extremeños nos hemos portado muy bien. Como lo hemos hecho durante siglos, hemos sido leales a España sin apenas haber pedido nada. Hemos entregado nuestros mejores recursos naturales, agroalimentarios, mineros, energéticos y, durante siglos, humanos y ahora que tanto se necesita, nuestra aportación medioambiental. A cambio siempre hemos recibido más carbón que inversiones en infraestructuras y capacidades para mejorar nuestras condiciones de vida.

Este año, una vez más, vamos a ser generosos y pedir para los demás, en unos momentos en que todos parecen que piensan solo en ellos y sacan para su tierra y sus intereses políticos todo lo posible, hasta casi romper los vínculos que nos unen. Nosotros pedimos para que nos unamos y nos conectemos con otros españoles y nuestros vecinos.

Queremos pedir para que los de Madrid y los de Lisboa puedan estar más unidos. Si conseguimos que por fin un tren de altas prestaciones los una, será muy útil para ellos y para toda España, y nos gustaría poderlos saludar al pasar por nuestra región. Ahora que parece que todos son enfrentamientos y planteamientos excluyentes, nos gustaría que el Corredor Atlántico y el Mediterráneo se conectasen por tren y por autovía. Así sus ciudades y sus puertos podrían trabajar juntos. Esto es muy importante para toda la Península Ibérica. Nos ofrecemos los extremeños a poder servir de enlace.

Hace más de 30 años que se desconectó el tren del norte y el sur por el oeste de España. Os pedimos que de nuevo se incluya esa conexión ferroviaria en el Corredor Atlántico. En el último año se han introducido nuevas conexiones en el Corredor Atlántico tanto en el Noroeste Peninsular (Castilla-León, Galicia y Asturias) como en el Suroeste (Huelva y Sevilla), es una pena que todas estas futuras infraestructuras no puedan estar conectadas, y bastaría que se añadiesen los tramos Salamanca-Plasencia y Mérida-Sevilla. No lo pedimos por nosotros, lo pedimos para los demás. Aunque pueda existir la tentación de traernos carbón, no lo hagáis pues habría muchos millones de españoles y portugueses afectados. Esperemos que por ellos esta vez nos atendáis.