+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La residencia de mayores de Badajoz La Granadilla impulsa la telemedicina

El servicio se coordina con el hospital pacense Infanta Cristina

 

Imagen de la fachada de la residencia. -

EFE
24/07/2016

La residencia de mayores La Granadilla de Badajoz impulsa la telemedicina para mejorar la atención a la cronicidad de sus pacientes, con la instalación de un retinógrafo que permite la revisión oftalmológica pacientes diabéticos.

Esta actuación se enmarca dentro del servicio de Telemedicina del Servicio Extremeño de Salud (SES) que el equipo médico de la residencia lleva implantando desde el pasado mes de febrero para atender a los usuarios

Este servicio de telemedicina está coordinado con el hospital Infanta Cristina y su objetivo primordial es mejorar la calidad asistencial de los pacientes crónicos complejos que residen en el centro.

Hasta el momento se han realizado consultas en las especialidades de Neurología, Endocrino, Nutrición, Neumología, Psiquiatría y Dermatología, a razón de una vez por semana.

En los cinco meses que lleva el servicio de telemedicina en marcha se han atendido 78 consultas, de las que 35 son de endocrinología y 28 de neurología.

Las consultas de Psiquiatría se realizan a través del hospital Perpetuo Socorro entre el paciente y el psiquiatra directamente, además del médico del centro residencial para aclarar los tratamientos y ayudar en la consulta si fuera necesario.

La telemedicina del SES fue implantada en 2010 en el centro residencial El Valle de Montijo. Desde entonces, se viene realizando una teleconsulta programada semanalmente de Neurología y cada 15 días de Nutrición y Endocrinología.

En total se han realizado 478 teleconsultas de neurología y 249 de endocrinología, han añadido las mismas fuentes.

Actualmente, la mejor detección y diagnóstico de enfermedades, sobre todo crónicas, provoca que este tipo de recursos se concentre un grupo de población que por su perfil requieren de una frecuencia y una intensidad de atención algo mayor que en otras franjas de edad.

El usuario tipo en estos centros es el de una persona con 85 años de edad media, presencia de más de dos enfermedades crónicas y con una red de apoyo frágil o inexistente.

En este contexto, la asistencia a consultas hospitalarias del SES se convierte en algo habitual y, por ello, el SES y el Sepad plantean teleconsultas programadas entre los servicios médicos de atención hospitalaria y de los centros residenciales de atención a la dependencia.

Se trata de ofrecer una alternativa capaz de favorecer la cohesión entre el médico del centro residencial y el de atención hospitalaria, y así mejorar la eficacia y la calidad de la prestación sanitaria.