Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

el remate

El reto del comercio

MARÍA ORTIZ Periodista
12/10/2018

 

En Badajoz se pudo volver a comprar el pasado domingo. Fue posible hacerlo y lo será 16 festivos al año después de que el Tribunal Supremo diera la razón al Ayuntamiento de Badajoz y se la quitara a la Junta de Extremadura con respecto a la declaración de la capital pacense como Zona de Gran Afluencia Turística, lo cual permite al comercio abrir seis días festivos más al año.

El Alto Tribunal ya hizo lo propio con el recurso que también presentó el Ayuntamiento de Cáceres. En aquella ocasión por ser la capital cacereña Ciudad Patrimonio de la Humanidad; en el caso de Badajoz por considerar que se trata de un «área de influencia fronteriza cuyo principal atractivo es el turismo de compras».

Desconozco si el pasado domingo vinieron muchos portugueses a comprar a Badajoz e incluso si pasaron de El Faro para adentro de la ciudad, como denuncian algunos comerciantes que ocurre. Probablemente tampoco los pacenses nos lanzamos en plancha a comprar el domingo. Por desconocimiento, por falta de costumbre o sencillamente porque no quisieron. Aunque de haberlo hecho, se habrían encontrado muchos negocios cerrados. Las cuentas no les salen. Y se puede entender.

Pero lo que es innegable, y el comercio lo sabe, es que tiene un terrible competidor en horarios y días de apertura: internet. Y no sólo en el sector servicios. Allí donde mires internet, lo digital, la globalización nos ha hecho cambiar a todos. Adaptarse o morir. Aunque en la adaptación también nos dejemos «algunos pelos en la gatera».

Toda la ayuda dirigida al pequeño comercio para que pueda adaptarse a las nuevas formas de consumo serán pocas. Y el empresario tendrá que colaborar en esa adaptación. Pero nunca darle la espalda a una realidad que nos obliga a cambiar a todos.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.