Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

el remate

Sentencia indignante

María Ortiz María Ortiz
27/04/2018

 

Hacía tiempo que no veía tanta unanimidad en el rechazo y asqueo generalizado ante una sentencia judicial como la conocida ayer (unas horas con respecto al momento en el que escribo ) en el llamado caso de La Manada.

Cuesta entender cómo tres magistrados a los que se les presupone, como mínimo, conocimientos y ecuanimidad, «no aprecian violencia e intimidación en la perpetración del ataque» cuando una chica de 18 años es acorralada por cinco energúmenos, algunos de ellos con antecedentes penales, que además se hacen llamar La Manada y que la someten a todo tipo de vejaciones sexuales y penetraciones. No hay violación, dice la Audiencia de Navarra, sino abuso sexual. Increíble.

Incluso uno de ellos, el magistrado Ricardo Javier González, emite un voto particular pidiendo, nada más y nada menos, que la absolución de los cinco acusados porque llega a decir algo así como que en el vídeo la chica no muestra dolor o miedo, e incluso se fija en «los ojos entornados», dice textualmente, de la víctima. Un hacha este juez.

La sentencia es indignante y peligrosa. Indignante porque a una chica le destrozan la vida dos veces: primero sus agresores y después quienes tenían que defenderla.

Y es peligrosa por el mensaje de impunidad que se traslada a la sociedad y la desconfianza que genera en nuestro sistema judicial. El manido pero absolutamente imprescindible «respeto a las decisiones judiciales», en estos casos se tambalea.

Ahora esta sentencia puede llegar hasta el Supremo. Será el momento de hacer justicia o de modificar definitivamente el Código Penal.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.